La Lonja de Reus, que marca la referencia de los frutos secos, cotiza demasiado a la baja

0
112

      Los productores quieren que no se permita la no cotización durante los meses de verano porque, en su opinión, este funcionamiento genera presión en la baja del precio al acumularse ofertas de productores que han comenzado a cosechar y necesitan vender.

     La Lonja de Reus, tradicionalmente, empieza la cotización en la semana 36, que este año cayó en 8 de septiembre, y la JARC cuestiona que este sistema de cotización de precios no refleja la realidad del mercado.

      Señalan que los precios de inicio de campaña, momento con el mayor número de operaciones, suelen ser inferiores a los del mercado internacional, a pesar de que durante la campaña se equiparan, por lo que las operaciones catalanas cotizan a la baja y eso perjudica a los productores.