La mejora de las normas de la UE en la cadena agroalimentaria subirá la exportación

0
13

   Laddomada ha subrayado que también habrá que cambiar la legislación secundaria, pero ha destacado la importancia de tener una buena base jurídica que ayudará a identificar prioridades y a reducir cargas administrativas y dotar de más transparencia cualquier transacción comercial.

    El impacto de las crisis provocadas por enfermedades animales en Europa desde el punto de vista social y económico ha sido muy importante, y ha llegado a deteriorar el mercado común, aunque "desde los años 80 y 90 se ha avanzado mucho", ha añadido.

Prevención en enfermedades exóticas


    En relación a las plagas vegetales ha destacado el impacto en las producciones por parásitos como el nemátodo del pino (que ha provocado problemas en Portugal y España), el picudo rojo (sobre todo en la zona mediterránea) o el escarabajo asiático, aunque éste no ha llegado a España.

     Ha hecho hincapié en la prevención para evitar la introducción de enfermedades exóticas que afecten a las especies vegetales y en mejorar los sistemas de reacción y financiación.

    En este sentido, ha destacado el esfuerzo financiero que se podrá hacer en el área vegetal y de semillas, ya que los controles y el sistema de prevención en seguridad animal están "funcionando muy bien".

    Ha puesto como ejemplo que el gasto por la crisis de las vacas locas ascendió a 90 millones de euros anuales cuando estalló, mientras que ahora está en los 20 millones. En la misma línea ha citado "el hecho de que se haya reducido en un 50% el número de casos de muerte por salmonelosis de procedencia avícola", situándose en cien al año.

Un cuadro jurídico claro para asegurar la calidad de las semillas


    En materia de reproducción vegetal ha remarcado la necesidad de contar con un cuadro jurídico claro para asegurar la calidad de las semillas.

    En este sentido, ha reconocido que ha sido materia controvertida tras las críticas alemanas que achacaban una excesiva regulación, "mientras que el resultado ha sido una simplificación".

    En cuanto a los sistemas de control sanitario, ha valorado la labor de los laboratorios europeos en esta materia y ha incidido en que los cambios normativos suponen reforzar su sistema de coordinación.

    La normativa en fitosanitarios contará con un sistema basado en control de riesgo, de forma que soportarán menos controles y burocracia aquellos productores que acrediten una buena actuación en dicho ámbito.

    La cuestión que ha planteado Laddomada es cómo reaccionar ante una crisis cuando hay un 20% menos de presupuesto, y pone sobre la mesa la posibilidad -que de momento se ha instrumentalizado en la UE-, de acudir en estos casos a un fondo de 400 millones de euros, aunque este aspecto ha suscitado la oposición de ciertos Estados miembros.