La obras de ordenación del Guadiana en Badajoz estarán listas este año

0
5

EFE.- Ramos ha indicado que la ejecución de la ordenación de la ribera está “muy avanzada” -al 85%- y por lo tanto queda “muy poco” para que pueda ser utilizada por los ciudadanos de Badajoz y sus visitantes.

Ha manifestado que estas obras tienen una inversión total de 44 millones de euros, destinada no solo a la mejora del río y su cauce, sino para dotar a la ciudad de zonas de ocio y esparcimiento entorno al Guadiana.

Ha recordado que la inversión alcanza hasta los 110 millones de euros si se suman las obras de mejora de la depuradora de Badajoz, los nuevos tanques de tormenta y colectores, y actuaciones de saneamiento del agua en las pedanías.

La nueva depuradora estará ejecutada a lo largo de este año y se prevé que a lo largo de 2015 esté ya en uso, con lo que cumplirá con los criterios “exigidos” por la Unión Europea en cuanto a depuración de aguas.

El representante del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha dicho que estas inversiones demuestran el “compromiso” del Estado por Extremadura y el interés por mejorar el medioambiente en las cuencas de los ríos.

Las obras constan de tres tramos, el primero de ellos periurbano y comprendido entre el Puente de la Autovía A5 hasta el azud de La Pesquera: 3,9 kilómetros donde destaca la sustitución de eucaliptos por especies autóctonas y el aumento del cauce del río.

El segundo es urbano y abarca los 5,5 kilómetros que separan el azud de la Pesquera de La Granadilla; en esta zona se realizan tres obras, un gran parque en la margen derecha, otro más pequeño en la margen izquierda y el Hornabeque.

El parque de la margen derecha es la actuación más importante dentro de estas obras, pues incluye 2,5 kilómetros y 300 hectáreas, con más de 2.000 árboles y 12.000 arbustos de 70 especies diferentes.

La actuación también contempla la recuperación del Hornabeque, la estructura defensiva que servía para dominar la cabecera del Puente de Palmas, y era por tanto fundamental para controlar a las personas que accedían a Badajoz.

En el tercer tramo se sustituyen eucaliptos por especies autóctonas; además, se ha construido una estructura para hacer más fácil el tránsito aguas arriba de los peces salmónidos y se abrirá una estación de aforos.

Esta estación de aforos, junto a la Charca de los Pollos, permitirá controlar los volúmenes de agua del Guadiana que, por las normativas internacionales, España está obligada a dejar pasar a Portugal.