La ocupación del turismo rural crece un 7 por ciento en mayo

0
4

EFE.- La presidenta de la Federación Extremeña de Turismo Rural (Fextur), Victoria Bazaga, ha explicado a Efe que los meses de abril y mayo registraron datos “esperanzadores”, pues fueron positivos en relación a las pasadas temporadas marcadas por la crisis.

La recuperación económica está siendo clave, pues se ha notado más dinamismo por parte del turista procedente de otras comunidades autónomas, que ha visitado más la comunidad durante los festivos de abril y mayo.

Más allá de esta situación, Bazaga cree que la clave ha estado en que las localidades están ofreciendo distintos eventos diferenciadores que atraen a muchos visitantes a la comunidad autónoma.

Así, ha destacado la importancia de eventos como la Feria del Queso de Trujillo, el concierto de Extremoduro en Cáceres, los eventos taurinos o la celebración del Festival de Contempopránea este fin de semana en Badajoz.

De esta manera, la Federación de Turismo Rural de Extremadura hace un llamamiento al Gobierno extremeño para que siga “apostando” por el impulso de este tipo de eventos, pues son los que permiten a la comunidad tener señas diferenciales que animen al visitante.

Ha indicado que grandes eventos han permitido así, relanzar los datos de ocupación; aunque en el caso de la Final de la Champions de Lisboa los establecimientos más beneficiados fueron los hoteles urbanos.

Victoria Bazaga apuesta por la cultura, las tradiciones y las actividades de ocio para este verano, pues si bien reconoce que es difícil luchar contra la decisión de un turista de decantarse por la playa, hay otro tipo de visitantes que buscan alternativas al litoral.

A la recuperación económica y a la organización de eventos también debe sumarse la meteorología, que ha sido favorable en la mayoría del mes de mayo, e invita a salir a los ciudadanos extremeños y del resto de regiones.

Por tanto, Bazaga hace un balance “positivo” de la actual primavera si se compara con el ejercicio pasado, aunque ha recordado que el sector venía arrastrando diversos años de caídas debido a la crisis económica.

Así las cosas, el sector del turismo rural extremeño afronta lo que queda de año con “ilusión”, pero siendo conscientes de que los propios empresarios deben ser “proactivos”, ofreciendo ofertas y actividades paralelas, para seguir creciendo.