La ola de calor de mayo merma la producción de cereal de invierno en 800 kilos por hectárea

0
28

     En Andalucía este descenso será más acusado en la zona oriental, mientras que en Andalucía occidental, que es la que concentra el 80% de la superficie de cereal de Andalucía el descenso no será tan acusado. Los Servicios Técnicos de ASAJA-Sevilla estiman que la media de producción se situará de 3.300 kg/ha en el caso del trigo blando y de 3.200 Kilos por hectárea en el caso del trigo duro, un cultivo éste que, por sus elevados costes, ha visto como se reducía paulatinamente su superficie de siembra.

El trigo duro de esta campaña es de una gran calidad y ya está a 258 euros/tonelada

    La producción nacional de trigo duro, que el año pasado superó las 900.000 toneladas, se situará en 700.000 toneladas, de las que el 85% se recolectarán en Andalucía, una comunidad en la que se esperan recolectar 600.000 toneladas, que a tenor del resultado de las primeras parcelas recolectadas son de excelente calidad, lo que ha propiciado una fuerte demanda de este cereal cuya cotización en estas primeras operaciones en campo ha alcanzado en algunas partidas los 258 euros/tonelada.

     En el caso de los trigos blandos la producción en Andalucía se situará entre las 550.000 y las 575.000  toneladas, mientras que la producción nacional se sitúa en torno a los 5.000.000 de toneladas. En el caso del trigo blando el mercado está algo más pesado, y las cotizaciones se sitúan entre los 192 euros/t. y los 210 euros/t. según calidades.

    Paradójicamente y pese a que Andalucía obtendrá mejores resultados que el resto de España, tendrá una cosecha inferior a la media de las últimas cinco campañas y no se resarcirá de la pésima cosecha de la pasada campaña, en la que los rendimientos se redujeron en más de un 50% como consecuencia del daño que provocó en el cultivo una primavera excesivamente lluviosa.