La ONU anima a países en vías de desarrollo a luchar contra cambio climático

0
0

EFE.- El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) presentó hoy una guía de ayuda para que los países en vías de desarrollo sepan aprovechar los recursos económicos comprometidos por la comunidad internacional para luchar contra el cambio climático.

El texto busca cambiar la manera en que los Gobiernos de esos países planifican, financian y elaboran las políticas relacionadas con el cambio climático, y se basa en la experiencia del PNUD para gestionar las contribuciones realizadas por los donantes en la materia.

"Presentamos ante los Gobiernos una receta para acceder a más financiación y para mejorar la gestión de las actividades relacionadas con la lucha contra el cambio climático", aseguró el director de políticas de desarrollo de ese programa de Naciones Unidas, Olav Kjorven, en un comunicado distribuido en Nueva York.

Las recomendaciones del PNUD se basan en su experiencia en la creación y gestión de 750 fondos que suman más de 5.000 millones de dólares de contribuciones de donantes, y son "un recurso clave para políticos, economistas, inversores y donantes implicados en las respuestas nacionales al cambio climático", según el comunicado.

Se trata de que los países en vías de desarrollo saquen mayor partido a los más de cincuenta fondos públicos internacionales y los más de 6.000 fondos de capital privado que proveen miles de millones de dólares para luchar contra el cambio climático, según el PNUD.

Entre 2009 y 2010, la inversión mundial en asuntos como las energías limpias aumentó el 30 % para alcanzar un récord de 243.000 millones de dólares, mientras que, sin embargo, sólo la décima parte de esa suma se destinó a países que no se encuentran en el G-20, según los datos que maneja la ONU y que recuerda el PNUD.

"A través de fondos climáticos nacionales, los países pueden acceder a una mayor financiación y acelerar su respuesta al cambio climático", dijo Kjorven, quien apostó por que estos países aumenten su contribución para colocar "al mundo en un camino más limpio, más justo y más sostenible".

El programa del organismo asegura que los desafíos para los países en vías de desarrollo que quieren tomar medidas dedicadas a una economía verde residen en saber "obtener financiación de cientos de recursos, coordinar las actividades que pueden financiar y finalmente rendir cuentas acerca de los resultados obtenidos".

La guía pone como ejemplos en la materia a las iniciativas llevadas a cabo por las autoridades de distintos países, como Brasil, China, Indonesia y Bangladesh, entre otros.