La orden de inmovilizar el ganado por la lengua azul provoca confusión por falta de información

0
52

      Esta falta de información está provocando cierta confusión y, lo que es peor, puede causar que pese al movimiento del Magrama para frenar este brote, procedente de Marruecos y que se ha detectado por primera vez en una explotación de Córdoba, que se vaya extendiendo más, al no haber por prrte de muchos ganaderos de una constancia oficial de la necesaria inmovilización.

    Dentro de este clima de desorientacion, se da la circuntancia de que precisamente uno de los ganaderos afectados, J. Camarero, ha explicado a Efe que al ver que dos de sus ovejas presentaba una hinchazón en la boca se puso en contacto con veterinarios de la zona, quienes ratificaron la enfermedad y le aconsejaron que procediera a vacunarlas.

     De hecho, "tras ser vacunadas, con dosis que yo mismo he pagado, han presentado una notable mejoría", ha añadido Camarero, quien ha añadido que no ha tenido ninguna comunicación oficial de que exista ninguna epidemia "ni mucho menos qué hacer cuando se ha presentado en problema en mi pequeña cabaña ganadera".

      A la vez, fuentes del ayuntamiento ciudadrealeño de Almadén han confirmado que "el foco principal de la epidemia" se centra en la localidad de Guadalmez, donde "casi todas las explotaciones podrían estar afectadas", aunque también existen casos muy aislados en varios puntos de la comarca como Almadén o Chillón.

      La ‘lengua azul’ es una enfermedad vírica aguda no contagiosa que afecta, especialmente, a los rumiantes domésticos y salvajes, principalmente ovinos, pero también caprinos y bovinos, que es transmitida por los insectos, en particular por la picadura de ciertas especies de mosquitos del grupo denominado Culicoides.

      Asimismo, cabe recordar que no afecta al ser humano y se ha detectado, además de en la comarca de Almadén, en casos en los provincias andaluzas de Cádiz, Córdoba, Huelva, Málaga y Sevilla.
 
(Foto: Archivo)