Los jóvenes que se acogieron en 2015 a las Ayudas de Primera Instalación en la Agricultura (medio millar en Jaén y 1.500 en toda Andalucía), vendido como una apuesta de la Junta al relev generacional, están pasando serias dificultades para hacer frente a la recolección de aceituna en su  primer año dedicados al sector, según denuncia ASAJA Jaén.

El retraso en las ayudas así como en el Pago Básico o Pago Verde, entre otras, les ha dejado sin liquidez para pagar jornales o solventar el resto de gastos que requiere la campaña. Todo se debe a un retraso injustificado por parte de la Administración andaluza ante el que ASAJA-Jaén exige una solución inmediata.

Algunos jóvenes se hipotecan con los bancos y otros retrasan la recogida al no tener cómo pagarla

Estos jóvenes que se instalaron por primera vez en la agricultura el pasado 2016 están teniendo serias dificultades para hacer frente a la recolección de la aceituna. No tienen ingreso alguno para pagar jornales y solventar el resto de gastos que conlleva esta tarea. “Todo por el retraso de la Junta de Andalucía para pagar las subvenciones concedidas a los agricultores jóvenes en 2015.  Pese a que el compromiso era que todo estuviera pagado en diciembre, actualmente los jóvenes no han recibido ni un euro, según la organización agraria.

Se les debe la ayuda al Pago Básico, el Greenig, la mitad de las Ayudas a la Primera Instalación de 2015, las ayudas a zonas desfavorecidas y la Reserva Nacional. “Los jóvenes están pidiendo préstamos personales al banco o echando ayuda de sus padres, los que pueden, para financiar el importante coste que supone la recogida de aceituna”, indica Luis Carlos Valero, gerente y portavoz de ASAJA-Jaén. “Otros muchos están retrasando al máximo la recogida, porque no tienen cómo pagarla, pero ya no pueden esperar más”, añade.

Valero explica que ya debería haberse pagado el 50% de las Ayudas a la Primera Instalación de Jóvenes en la Agricultura, unas subvenciones que esperan medio millar de agricultores jóvenes sólo en Jaén y 1.500 en toda Andalucía. El compromiso de la Administración era que esta mitad estuviese pagada antes de final de año y el otro 50% en mayo de 2017.

En cuanto al resto de ayudas (Pago Básico, Pago Verde o Greening, Zona Desfavorecida o Reserva Nacional) es la propia Administración andaluza las que las ha paralizado al considerar como una incidencia más los cambios de derechos (indispensables para dicha tramitación) sin tener en cuenta la peculiaridad de que se trata de expedientes de agricultores que se incorporan por primera vez al sector.

“Una vez  más, la falta de coordinación o de previsión pone contra las cuerdas al agricultor, que ve retenido un dinero que le manda europa porque la administración encargada de que llegue a su cuenta no lo ha hecho con  la celeridad necesaria”, apunta el gerente y portavoz de ASAJA-Jaén, quien exige que se desbloquee inmediatamente el pago, ya que “si la apuesta es que los  jóvenes puedan incorporarse al sector agrario y propiciar el relevo generacional en el campo, es insostenible que en su primer año de campaña estén pasando los apuros ante los que se están encontrando, cuando el dinero que debe de llegarles ya se encuentra en manos de la Consejería”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here