Se habla mucho de la ‘independencia’ de Cataluña, pero poco de otro proceso independentista que hay en España. Como el de los cerca de 200 vecinos de la localidad zamorana de Porto de Sanabria que han dicho “basta”. No piensan seguir aguantando los “desplantes” y el “olvido” en el que los ha sumido la Junta de Castilla y León desde hace más de siete años. Su enfado ha llegado hasta el punto de aprobar la “desconexión” del municipio con el resto de la comunidad autónoma. Si las autoridades siguen sin responder a sus demandas plantean, incluso, solicitar la adhesión a sus vecinos gallegos.

Según recoge Brais Roma en elmundo.es, los problemas más graves entre el municipio y la Junta autonómica que ha llevado a esta apuesta independentista, se remontan a 2011. En aquel año se redactó un proyecto para la modernización de la carretera de acceso a Porto, conocida como la ZA-102, con una inversión proyectada de 11 millones de euros. A 28 de agosto de 2018, denuncian, la carretera sigue igual. “Sin saber por qué el dinero destinado se desvió ‘a otras prioridades’ que aún no se sabe muy bien cuáles fueron”, explica a elmundo.es la presidenta y portavoz de la Plataforma 102, la asociación que canaliza, reivindica y reclama una solución a los problemas que padece el Ayuntamiento.

La semana pasada Porto de Sanabria, gobernado por régimen de Concejo abierto vecinal, aprobó su propuesta independentista

“La carretera, que llevamos reclamando años, no tiene apenas mantenimiento. La construyó la empresa Moncabril por los embalses de la zona y la Junta no ha hecho una inversión decente de esta vía nunca”, explica. Su petición es clara: “Atención e inversiones para la mejora de las comunicaciones de los pueblos de esta parte de Sanabria”, ubicada en la frontera entre Galicia (Ourense) y Castilla y León (Zamora), en pleno Parque Natural del Lago de Sanabria.

Los vecinos aseguran que la Junta de Castilla y León, en manos del Partido Popular desde hace más de 30 años, les prometió la mejora de la vía, si bien su acción ha sido nula, con los peligros que ello conlleva. “Al ser una zona de alta montaña, el mal tiempo se está comiendo el arcén, que cada vez es más pequeño. Hay desprendimientos, el último hace tan solo un par de meses de una roca de más de cuatro toneladas, por suerte no pasaba ningún vehículo”. Su carretera, dicen, es un “camino de cabras” en comparación con la ZA-104, que atraviesa el Parque Natural por otro de sus bordes.

La vía, sin embargo, es sólo la punta del iceberg: la Junta también les prometió un mejor acceso a las redes Wifi, cuadrillas de mantenimiento del monte integradas por vecinos del pueblo – en vez de por las empresas externas que llevan a cabo esas labores en la actualidad – y una distribución más equitativa de la riqueza que genera el Parque Natural del Lago de Sanabria. Este diario ha intentado ponerse en contacto con el Ejecutivo de la comunidad castellana sin haber obtenido una respuesta sobre este asunto.

Hartos de la situación, la semana pasada Porto de Sanabria, gobernado por régimen de Concejo abierto vecinal, aprobó en una consulta popular sui generis, la “desconexión” de Castilla y León y de su Gobierno para convertirse en gallegos.

(Fotos: Plataforma102)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here