Si hace unos días se vislumbraba en el Senado que no existe ninguna unidad entre los partidos políticos y el Ministerio en materia de cómo afrontrar la PAC, esta división se ha visto ahora reflejada en Andalucía. El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Rodrigo Sánchez Haro, ha instado al Parlamento de Andalucía a rechazar “frontalmente” el recorte del 16% de los fondos de la Política Agrícola Común (PAC) que propone la Comisión Europea (CE). Un posicionamiento que ha chocado frontalmente con Asaja Andalucía, que ha mostrado su “incredulidad y estupefacción, tanto por la forma como por el contenido”, al basarse su declaración “solo en una filtración”. Por su parte, UPA Andalucía respalda al consejero.

En el pleno de la cámara autonómica, el consejero ha alertado de los “efectos irreversibles” de una disminución “reconocida por la propia Comisión de Presupuestos del Parlamento Europeo” y que requiere, ha insistido, “contundencia y firmeza” en la negociación por parte del Gobierno central.

Para el consejero, “es absolutamente imperativo posicionarse”, que el Parlamento autonómico exprese “con claridad” su rechazo

Sánchez Haro, ante la gravedad de la situación, tras confirmarse desde Bruselas la denuncia hecha desde Andalucía, ha incidido en la “urgencia” de una Política Agrícola Común “más justa y mejor equilibrada” que la actual, “fuerte, inclusiva y diversa” y en la que “no se pierda ni un euro”. En esta línea, el consejero ha vuelto a reclamar una PAC con instrumentos como una limitación máxima de las ayudas directas (capping) en busca de una reparto más equitativo.

El titular de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha ahondado en la importancia de afrontar una redistribución de las partidas que revierta una situación como la actual, en la que, en Andalucía, el 80% de los beneficiarios (171.000 personas) reciben apenas el 20% de estos fondos (274 millones de euros al año), mientras que el 1,25% (3.000 grandes perceptores) se embolsa el 27% (370 millones de euros por campaña). “Tenemos que aumentar lo que llega a esa inmensa mayoría y dar respuesta así a los pequeños y medianos agricultores”, ha sentenciado.

Para el consejero, “es absolutamente imperativo, porque estamos en un momento decisivo, en el que toca posicionarse”, que el Parlamento autonómico exprese “con claridad” su unidad y que quiere una Política Agrícola Común que, “de verdad, ayude a mantener los pueblos vivos”. La PAC ha de ser capaz, ha apostillado, de “atender e impulsar una agricultura como la andaluza, diversificada, sostenible, que lucha contra la desertificación y que genera, a la vez, empleo y riqueza, de fortalecer la agroindustria y garantizar, en definitiva, el desarrollo de nuestro medio rural”.

Asaja pide paciencia, consenso con las organizaciones antes de posicionarse y no hablar en base a “filtraciones”

Sin embargo, la falta de unidad no ha tardado en visualizarse. Asaja Andalucia, que junto con la organización nacional viene defendiendo un negociación global en España,  asegura que esta propuesta “ha causado incredulidad y estupefacción entre los agricultores y ganaderos andaluces, tanto por la forma como por el contenido” y lamenta que se haya presentado sin haber tenido ningún tipo de consulta previa con la gente del campo. Asimismo, desde ASAJA-Andalucía expresan su “más absoluto rechazo al contenido de la Proposición, puesto que da carta de naturaleza a la filtración de una propuesta de reforma”.

La organización agraria asegura que se mantiene “una línea de precipitación, improvisación y falta de diálogo y que no sólo no ha sido consensuada con el sector, sino que además busca que el Parlamento se pronuncie sobre las medidas que, según diversas filtraciones, se supone que contendrá la propuesta legislativa de reforma de la PAC, una propuesta que no presentará oficialmente el comisario de Agricultura hasta el próximo 1 de junio”.

Por eso, ASAJA-Andalucía solicita a todos los grupos políticos con representación en el Parlamento de Andalucía unidad pero para que rechacen esta Proposición no de Ley y que insten al consejero de Agricultura a poner en marcha una mesa de trabajo con las organizaciones agrarias para promover un gran pacto andaluz en defensa de la PAC.

UPA

Por su parte, y fruto de esta falta de unidad en todas partes, UPA Andalucía ha instado a los diferentes partidos políticos a que aprueben esta Proposición No de Ley “porque es muy importante para los agricultores y ganaderos de Andalucía. Estamos en un momento decisivo donde por un lado el Brexit, con sus implicaciones presupuestarias, y por otro la posición cada vez más activa de aquellos que quieren darle una vuelta radical a la actual PAC debe llevarnos a definir perfectamente nuestra posición y trasladarla a todos los ámbitos”.

Asimismo, defiende que el Proyecto Europeo necesita de una AC fuerte, tanto en contenido como en presupuesto. “Una PAC que haga honor a sus siglas, que sea netamente agraria, donde tanto los objetivos como la financiación vaya destinada prioritariamente al sector agrario, y común, evitando renacionalizaciones que debiliten a la principal política común europea”.

De igual forma, asegura que el sistema de ayudas que surja de esta reforma “debe tener elementos diferenciadores para los agricultores y ganaderos profesionales, centrándose fundamentalmente en explotaciones familiares y en aquellos que trabajan y viven directamente y principalmente de la actividad agraria en explotaciones individuales  asociativas de cualquier tipo y que a su vez favorezca la cesión de explotaciones entre productores de edad avanzada, y nuevos agricultores. Por otro lado, los jóvenes y las mujeres deben ser considerados actores clave para el logro de los objetivos de la política de desarrollo rural”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here