La patronal de aguas envasadas tras cerrar un 20% de firmas prevé una concentración

0
2

    Ha avanzado que la concentración irá de la mano de "los grandes grupos multinacionales y de otros sectores que también operan en el sector de aguas como el cervecero o el de bebidas refrescantes" en el que hay empresas que tienen una línea de negocio que es el agua.

    Pese a este ajuste empresarial, Zafra ha asegurado que "el sector ve estabilidad en el horizonte", con niveles de consumo que pueden crecer "si hay un mayor conocimiento por parte del consumidor" de la oferta existente.

    Aunque Aneabe aún no cuenta con los datos de ventas de agua envasada durante 2012, su secretaria general sí ha avanzado que "los niveles de producción se han mantenido" ya que, a su juicio, "se ha notado la crisis, con cambios de lugares de compra, pero no tanto como en otros sectores como el de la construcción o el automóvil".

    "El consumidor sigue demandando el producto en la cesta de la compra aunque haya habido ligeros decrecimientos, no mayores del uno por ciento", ha comentado Zafra, quien ha situado el consumo anual per cápita en torno a los 107 litros en 2012.

    Ha explicado que algunas empresas del sector están reorientando su política hacia el exterior y "existe un interés por conocer cómo abrir mercados en Magreb y Latinoamérica", pese a los ajustados márgenes en el envasado de agua mineral, de manantial o preparada, que hace que las exportaciones no superen el 1 % del volumen.

    Las industrias, que han dejado de lado la diversificación hecha hace unos años de su portafolio con aguas con sabores y aromas, "que estaban clasificadas como refrescos y no en la categoría de aguas", tienen ahora que "valorizar su producto y que el consumidor conozca qué es el agua mineral, sus cualidades y características", ha dicho.

    El negocio de aguas envasadas da empleo directo a 5.000 personas y factura anualmente en torno a mil millones de euros, según los datos relativos al cierre de 2011, año en el que se produjeron 5.027 millones de litros, de los que el 96 % eran de agua mineral natural, el 2 % de agua de manantial y el resto de agua potable preparada.