La picota del Jerte tiene su futuro “asegurado al 100 %”, según la DOP

0
3

EFE.- La picota es una variedad de cereza originaria del Valle del Jerte que destaca por su dulzor textura y sabor.

Su principal característica es que son las únicas que se desprenden sin su pedúnculo o rabito, que queda en el árbol de forma natural durante la recolección manual que se sigue realizando en el Valle del Jerte.

En la zona se cultivan más de 100 variedades de cerezas, pero con Denominación de Origen Protegida sólo hay cinco variedades de "Cerezas del Jerte": Ambrunés, Pico Limón Negro, Pico Negro y Pico Colorado -todas ellas picotas- y la Navalinda.

El Hotel-Balneario Valle del Jerte (Cáceres) ha reunido hoy a más de un centenar de personas, entre agricultores y técnicos, que han participado en las IV Jornadas Técnicas "Picota del Jerte con Denominación de Origen, un producto con futuro" en las que expertos e investigadores han abordado, entre otros asuntos, las oportunidades del "oro rojo" del Jerte tanto en Extremadura como en el contexto internacional.

Organizadas por el Consejo Regulador Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte con la colaboración de Extremadura Avante, estas jornadas ofrecen la oportunidad de conocer y analizar las características diferenciadoras de este producto desde su cultivo hasta su comercialización en distintos mercados.

En declaraciones a Efe, el presidente de la DOP Cereza del Jerte, ha lanzado un mensaje de tranquilidad y ha defendido que el futuro de la picota del Jerte "está asegurado" ya que el Valle del Jerte es el único productor del mundo de esta variedad.

"Mientras que en el resto de variedades la producción cerecera del Valle del Jerte puede suponer aproximadamente algo más de un 2% de la producción del hemisferio norte, en picotas tenemos el 100%, de ahí que nuestro futuro solo depende de nosotros y de lo que queramos hacer", ha afirmado Hernández.

El presidente de la DOP ha hecho hincapié en que si bien es cierto la picota es la "bandera" del Valle del Jerte y cuenta con un posicionamiento tanto interior como exterior extraordinario, "también lo es que es necesario seguir trabajando para adaptarse los mercados y, por supuesto, seguir en la senda de la innovación a la hora de la producción".

José Hernández también se ha referido al apoyo recibido por parte de la Junta de Extremadura y ha puesto de manifiesto que aunque quiere creer que el Gobierno regional ha llegado hasta donde ha podido, "lo cierto es que es necesario un aumento de las aportaciones que el sector recibe de las arcas regionales", ha dicho.

"El sector ha tenido que hacer un esfuerzo muy importante para poder llegar en promoción lo más lejos posible y en las mejores condiciones y por eso es necesario que el Gobierno regional no solo no recorte sus aportaciones sino que las aumente", ha aseverado.

En este sentido, ha llamado la atención de que las Denominaciones de Origen son la bandera de Extremadura fuera de sus fronteras y ha aseverado que los productos de calidad "arrastran a otros que no tienen tanta".

Por su parte, el presidente de la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte, Angel Prieto, ha puesto de manifiesto que el futuro de la picota pasa por un aumento de la producción, sobre todo del tipo ambrunés.