La planta catalana de Panrico anuncia que rechaza el acuerdo firmado con los sindicatos

0
23

   Los despidos se llevarán a cabo entre este mismo año y 2016, si bien en función de la evolución del negocio las extinciones en los años 2015 y 2016 podrían realizarse o no. Las indemnizaciones alcanzarán los 25 días de salario por año trabajado, con un máximo de 14 mensualidades.

    Debido a la "grave situación financiera" de la compañía, que está en preconcurso de acreedores, Panrico podrá abonar dichas indemnizaciones en un plazo máximo de 18 meses desde la fecha de despido. La rebaja salarial de los que continúen en la empresa se aplicará en las nóminas de octubre, noviembre y diciembre de este año.

   Esta reducción será de un máximo del 15% para los años 2014, 2015 y 2016, ejercicios en los que se podrá revisar semestralmente el porcentaje a la vista de la evolución de la compañía, de forma que si no se cumplen los objetivos de EBITDA fijados, la reducción salarial para el siguiente semestre será del 18%.

Negativa de la planta catalana

    Por su parte, el comité de empresa de la planta de Santa Perpètua de la Mogoda de Panrico no acepta el acuerdo sobre el ERE al que han llegado esta madrugada. El presidente del comité, Ginés Salmerón, de CCOO, el sindicato mayoritario en la planta, ha asegurado a Efe que este ERE tendrá consecuencias más graves, a nivel proporcional, en este centro de que en el resto de fábricas del grupo.

    Ha explicado que este mes de diciembre, la empresa tiene previsto despedir a 30 empleados en Santa Perpètua y el próximo año a otros 124 trabajadores.

    Además, según Salmerón, las rebajas salariales en la planta catalana serán de cerca del 21% para los empleados que se queden, porque los niveles salariales son superiores a la media del grupo.

    Los trabajadores se reunirán en asamblea para decidir si mantienen la huelga en el centro de producción que iniciaron el pasado 13 de octubre después de que la empresa no abonase los salarios correspondientes al mes de septiembre.

Acuerdo con los autónomos

    En un principio, Panrico, propiedad del fondo estadounidense Oaktree, planteó a los sindicatos una extinción de 1.914 empleos, casi la mitad de la plantilla, y una reducción salarial de entre el 35 y 45%.

    El final de este conflicto se une al acuerdo alcanzado en la tarde noche del lunes por el que Panrico prescindirá de 300 autónomos de su red de distribución y rebajará un 15% los salarios de los 1.500 restante

    El preacuerdo al que han llegado la dirección de la empresa, que está en preconcurso de acreedores, con la asociación de autónomos ATA, que representa a las organizaciones Atapan, Asra y Atad, y UGT, para poner fin a la huelga de unos autónomos que desde el miécoles volverán a repartir sus productos,

    En las medidas adoptadas en el preacuerdo se incluye que Panrico va a prescindir de 300 autónomos, consiguiéndose rebajar de 500 a 300 la cifras de despidos iniciales, que se quedarán fuera de la red de distribución de la compañía y se ha fijado una indemnización para ellos de 25 días por año trabajado con un tope de 14 mensualidades, que se pagarán en 18 meses.

    Como primer gesto de buena voluntad, para este martes dia 26 está previsto que se abonarán 600 euros a cada uno de los 1.800 autónomos con los que cuenta Panrico y estos empezaran a trabajar el miércoles, ha explicado el presidente de ATA, que ha señalado que tras ese pago, la compañía les sigue debiendo 1.500 euros a cada trabajador.

    Asimismo, también se establece una reducción de las retribuciones medias de los autónomos del 15%, así como un nuevo sistema de retribuciones que sea más equitativo, que estará en en función de diversos valores.

(Foto: Carlos Díaz www.elmundo.es)