La primera ‘foto fija’ de la Red Natura 2000

0
7

    El documento ha sido elaborado por la Fundación Biodiversidad y el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente gracias a un proyecto Life+ cofinanciado por la Unión Europea, y en él se ha recopilado toda la información técnica facilitada por las comunidades autónomas.

    El "Marco de Acción Prioritaria en Red Natura" lo han presentado hoy la directora general de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, Guillermina Yanguas; la directora de la Fundación Biodiversidad, Sonia Castañeda; y el subdirector de Medio Natural del Ministerio, Miguel Aymerich.

Apuesta por que todos los fondos europeos beneficien a la Red

    Entre las posibilidades futuras de financiación de la Red Natura, han coincidido al apuntar la importancia de que todos los fondos europeos, como el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) o el Fondo Europeo Agrícola para el Desarrollo Rural (FEADER) incluyan partidas específicas que beneficien a los espacios de la Red.

    Noelia Vallejo, presente en el acto en representación de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea, ha cifrado en unos 5.000 millones de euros el coste anual que supone el mantenimiento de la Red Natura 2000, pero ha observado que sus beneficios rondan los 300.000 millones de euros.

    "Invertir en la Red Natura es por lo tanto muy rentable, pero no sólo desde el punto de vista medioambiental y de la conservación; también desde un punto de vista social y económico", ha dicho Noelia Vallejo.

    En el mismo sentido, Miguel Aymerich ha explicado que las estimaciones que se han realizado en España apuntan que son necesarios unos 1.000 millones de euros al año para garantizar una adecuada de los espacios incluidos en la Red Natura 2000, lo que supone -ha precisado- 80 euros por hectárea, una cantidad a su juicio "razonable".

Los beneficios de la Red, muy superiores a su coste

    Aymerich ha coincidido en que los beneficios que genera la Red son "muy superiores" a su coste, y ha subrayado la necesidad de que muchas de las partidas económicas previstas en los fondos europeos (para agricultura, para desarrollo rural o para pesca) acaben llegando y beneficiando a los habitantes de estos espacios.

    España, ha recordado el responsable ministerial, tiene casi quince millones de hectáreas incluidas en la Red Natura 2000 (el treinta por ciento del territorio terrestre), lo que supone que el 15 por ciento de la superficie europea de la red está en España.

    Guillermina Yanguas se ha referido al "Marco de Acción Prioritaria en Red Natura 2000" como la "herramienta" necesaria para desarrollar este conjunto de espacios, y ha subrayado que será "esencial" captar distintos fondos europeos para favorecer la conservación de la biodiversidad.

   Ha observado que aunque España es el país que más superficie aporta a la Red la mayoría de los ciudadanos desconoce la existencia "o la importancia" de ésta, y que en algunos lugares se percibe la Red como algo "negativo", y ha incidido en la necesidad de desterrar esos argumentos y de la sociedad entienda el significado de la Red Natura 2000 y las posibilidades de desarrollo que ofrece.

Los retos: que la genta la conozca y mejorar la financiación

    La directora de la Fundación Biodiversidad, Sonia Castañeda, ha citado dos retos de la Red: que la sociedad sepa lo que es y lo que significa, y mejorar la gestión y la financiación de esos espacios.

    En ese sentido, ha destacado que el documento presentado hoy supone una "foto fija" de la Red Natura 2000 en España y una propuesta de lo que se debe hacer y cómo se debe financiar durante el periodo comprendido entre el 2014 y el 2020.

    En la actualidad España suma 1.448 Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) y 598 Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPAS). El 13 por ciento de los LIC cuenta ya con planes de gestión aprobados y el 66 por ciento los están preparando, pero un 21 por ciento de esos "lugares" no tiene ningún instrumento de gestión.

    Los cálculos de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea apuntan que el valor aproximado de la Red Natura 2000 -cuantificado en función de los servicios vitales que aporta a la sociedad- ronda los 300.000 millones de euros cada año, una cantidad cincuenta veces superior a lo que cada año cuesta la gestión de la red.

    Entre los servicios "vitales" que proporcionan los espacios de la Red Natura destacan el almacenamiento de carbono, que son vías naturales de evacuación ante inundaciones, o la contribución que hacen para el mantenimiento de la calidad del agua.