APAG Extremadura ASAJA prevé que la producción de uva va a ser de 3,4 millones de hectólitros en la campaña de este año en Extremadura, de los que un 60 por ciento son de uva blanca y 40 por ciento de tinta. Esta primera estimación se traduce en un aumento del 20 por ciento de la producción con respecto a la campaña pasada.

Todo apunta a que la campaña de este año vaya a ser mejor que la del 2017. La calidad de la uva va a ser excelente y va a estar ausente de plagas y enfermedades, si bien este año, como dato a destacar, la campaña empieza con un retraso de 25 días a causa de las inclemencias climatológicas registradas esta pasada primavera, aunque no afectará a la producción de uva.

Así se ha llegado a indicar en la Sectorial Vitivinícola que esta organización ha celebrado este pasado lunes en Almendralejo, a la que han asistido el presidente y la directora técnica de APAG Extremadura ASAJA, Juan Metidieri y Montse Herrojo, respectivamente, el responsable técnico del sector del vino en ASAJA Nacional, José Ugarrio, y el presidente de la Comunidad de Labradores, Juan Jesús Rama,

Esperan que los precios arranquen por encima de la pasada campaña

Durante el encuentro y en cuanto al mercado y a los precios se refiere, los asistentes han destacado que debido a la inexistencia de vino en las bodegas y cooperativas, los precios de la uva deberían arrancar superiores con respecto a los de la campaña anterior. No obstante es pronto para verificar cuánto se va a pagar.

Sobre este punto el dirigente de APAG Extremadura ASAJA, Juan Metidieri, ha mostrado su deseo de que el mal endémico de los precios no vuelva a hacer de las suyas este año donde se espera la producción de uva sea buena, ya que en campañas anteriores se ha visto perjudicado el bolsillo del agricultor.

Ante esta circunstancia, ha pedido a los viticultores que denuncien si detectan incumplimientos de la ley de la cadena alimentaria -que obliga a realizar contratos que indiquen los precios-, con el fin de que los precios sean dignos y compensen su trabajo y esfuerzo anual.

En otro de orden de asuntos, la Sectorial Vitivinícola dedicó unos minutos para recordar los cuantiosos daños que el pedrisco llegó a provocar en la viña el pasado mes de mayo en Tierra de Barros.

Cabe recordar que esta organización visitó varias de las explotaciones afectadas para comprobar ‘in situ’ los daños ocasionados por el pedrisco y las abundantes lluvias. Tres meses después de que las tormentas hicieran estragos en un alto porcentaje de las producciones extremeñas, el compromiso del Real Decreto que permita a los agricultores recibir ayudas por el pedrisco y las abundantes lluvias ni está ni se le espera, por lo que confía en que en la reunión prevista para entre la Consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García, y el Ministro de Agricultura, Luis Planas, llegue a buen puerto.

En este sentido ha puntualizado que este tipo de situaciones necesitan ser respaldadas con eficacia y celeridad, y no como se procedió con las tormentas de julio de 2016, marcadas por un margen de actuación lento e ineficaz.

Por último, el dirigente agrario de APAG Extremadura ASAJA ha informado a los asistentes que esta organización ha solicitado la inclusión de la uva de cava en la Lonja de Extremadura, dado el volumen exponencial que ha experimentado el producto extremeño en los últimos años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here