La producción de biomasa se recupera en España mientras cae su comercio exterior

0
10

   La biomasa es una fuente de energía renovable que aprovecha la materia orgánica procedente sobre todo de los campos agrícolas, las masas forestales y los deshechos, con el objetivo de obtener energía para la calefacción, electricidad o el transporte.

    El INE también sitúa en esta estadística la extracción de sal en 4,50 millones de toneladas en 2011 (4,45 millones de toneladas en 2010) y la de minerales para fertilizantes y químicos en 3,81 millones de toneladas en 2011 (3,69 millones en 2010).

    El consumo nacional de materiales sólidos, líquidos y gaseosos extraídos del medio natural para ser usados como inputs en la economía ascendió a 516,5 millones de toneladas en 2011, un 11,9 % menos que en 2010, aunque su productividad -cantidad de producto interior bruto generada por unidad- subió un 13,5% respecto a 2010.

Un 17% menos en impuestos ambientales


   Por su parte,
el sector de la "agricultura, ganadería, silvicultura y pesca" pagó 122,4 millones de euros en impuestos ambientales en 2011, lo que supone un descenso del 17% respecto al año anterior, según ha publicado hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

    El informe del INE recoge las cuentas de impuestos ambientales entre 2008-2011, en alusión a los gravámenes sobre la energía, transporte o sobre la contaminación y recursos.

    En el caso del sector agroalimentario, entre 2008 y 2011 dichos tributos se redujeron un 29%.

    En total, los impuestos ambientales alcanzaron 16.676,9 millones de euros en 2011, un 4,6% menos que en 2010 y un 8,2% menos que en 2008. Los hogares pagaron un 59% de ese montante, con 9.965,3 millones, mientras que el sector agroalimentario abonó apenas un 0,73% del total.