La producción de miel extremeña ha bajado un 40% respecto a una campaña normal

0
7

      Después de la "negativa" campaña en Extremadura, la realizada en la trashumancia a Castilla y León, Galicia y Asturias tampoco ha sido buena, debido a los "picos de sierra" de temperaturas durante el verano.

     Además, tampoco ha ayudado la "severa" y "restrictiva" legislación de estas comunidades autónomas en relación a los trashumantes y a las colmenas que pueden introducir, motivo por el que los apicultores pedirán ayuda al Gobierno extremeño.

     El objetivo es que la Consejería de Agricultura de Extremadura pueda "presionar" a Castilla León, Galicia y Asturias para que no sean "tan severas" con la actividad realizada por los apicultores.

      "Pese a que la climatología no ha sido buena, si los apicultores extremeños hubieran tenido más facilidades para acceder a estas comunidades, se habrían llevado más colmenas y las cifras de producción habrían sido mejores", ha indicado.

     Marcos ha mostrado la "preocupación" del sector después de un año 2013 con cifras similares, lo que ha hecho perder rentabilidad a los apicultores extremeños y que aumente el "temor" si continúa la situación en 2015.

Los precios han subido debido a la escasez


    Dentro de estos aspectos negativos, los precios han crecido debido a la escasez de producción, pues se ha pasado de los 3,5 euros el kilo de miel oscura de 2013 a los 4 euros de la actualidad, como ha manifestado Paulino Marcos.

     A estas cifras de menor producción se unen las experimentadas en el polen, donde no se ha llegado a recoger ni un 50 por ciento en relación a una campaña normal.

     El sector va a realizar una feria de apicultura en Caminomorisco (Cáceres) donde se pretende llevar a las administraciones y a la sociedad todos los problemas por los que pasa el sector en la comunidad en la actualidad.

     La organización de la feria, que se celebrará de los días 7 al 9 de noviembre, ha invitado a los responsables de la Consejería extremeña de Agricultura o de la Delegación del Gobierno, entre otros, para buscar "soluciones".

     Este evento no solo aglutinará a apicultores extremeños, sino también procedentes de otras comunidades y de Portugal, que mostrarán sus impresiones ante el delicado momento que vive el sector en la actualidad.