La recolección del cereal en Navarra se ve favorecido por las condiciones climáticas

0
12

GOBIERNO DE NAVARRA.-En el periodo comprendido entre los días 17 y 24 de junio se caracterizó por la alternancia de días soleados y temperaturas diurnas con temperaturas superiores a los 30ºC en muchas zonas, con días nublados, predominio de viento norte y temperaturas más frescas, y tormentas de evolución diurna que han dejado valores pluviométricos acumulados diversos pero, en general, por debajo de los 25 litros por metro cuadrado.

Cereales. Continúa la recolección, aunque las tormentas interrumpieron momentáneamente en algunos casos la labor. La recolección de la cebada n la Navarra Media, sur de Tierra Estella y Ribera, supera en muchas zonas el 50% y en las comarcas septentrionales (Cuenca de Pamplona, Pirineos, Nord-Occidental) está algo más atrasada. El estrés hídrico sufrido por las plantas en algunas zonas ha condicionado el rendimiento final del cultivo, y dentro de una misma parcela, las tierras ligeras y de menos fondo son las que más han sufrido y manifestado esta deficiencia. Los rendimientos medios se sitúan entre los 1.500-2.500 kilogramos por hectárea en La Ribera, 2.500-3.500 en la Navarra Media y sur de Tierra Estella, y los 4.000-5.000 en la Cuenca de Pamplona y Pirineos. En peso específico, los resultados están siendo en general buenos, con valores medios que se sitúan entre los 64-67.

A medida que se cosecha la cebada, la avena y el trigo adquieren protagonismo en las labores de recolección. De momento, los datos sobre rendimientos son escasos pero los trigos de la Ribera Alta ofrecen cifras entre los 2.000-3.000 kilogramos por hectárea y, en la Navarra Media, entre los 3.000-4.000 Kg./ha.

Cultivos forrajeros. Se intensifican las labores de enfardado y transporte de paja de cultivos cerealistas ya cosechados a ganaderos de la Comunidad, o pajeras de almacenamiento para su posterior destino a biomasa. En las praderas, se ultima la siega y henificado en parcelas de primer y segundo corte en las zonas ganaderas. En líneas generales, éste ha sido un buen año, en producción y en calidad de los ensilados y henificados.

Regadíos. La actividad transcurre no exenta de sobresaltos provocados por las tormentas primaverales, que no han provocado daños. Tampoco hay constancia de que el granizo, que descargó en zonas aledañas a la ribera riojana del Ebro, como Calahorra o Rincón de Soto, afectara a los cultivos de La Ribera de Navarra. Los cultivos implantados muestran una evolución positiva y cierto adelanto fenológico; es de destacar el notable desarrollo que ofrecen la mayoría de parcelas, tanto de maíz en Villafranca como los arrozales del Aragón y de Arguedas. Los frutales también muestran una buena carga de fruta y cierto adelanto en su desarrollo y maduración; en algunas variedades, como la pera Conferencia, y otras de melocotón, es frecuente la práctica de aclareos. El pimiento, en todas sus variedades, también mantiene un ritmo de desarrollo muy positivo y con cierto adelanto. Aunque por el escalonamiento de las plantaciones y variedades los estados son muy dispares, la floración ya empieza a frecuentar las plantaciones.

Siembras. Los agricultores de Azagra y Milagro han comenzado esta semana a realizar las primeras plantaciones de cardo con cierto adelanto e inducidos por las industria transformadoras.

Recolecciones. Está finalizando la recolección de crucíferas de primavera, sobre todo las destinadas a la industria congeladora. La campaña de leguminosas para la industria congeladora se da por terminada con la recolección de las últimas parcelas de guisante verde en Valdizarbe y Artajona. La recolección del calabacín se generaliza, principalmente en la zona de Funes con buenas producciones y calidades altas. En la zona Bardenera de la Balsilla Marín, se están arrancando las plantaciones de cebolla temprana. La cosecha está dando unos rendimientos en peso relativamente buenos, pero con calibres algo más pequeños de lo deseado para una buena comercialización.

Frutales. La recolección de la cereza llega a su fin con cierto adelanto con rendimientos y calidades muy altas, que no se han visto reflejadas en el nivel de precios. Las plantaciones de pera no son ajenas al adelanto que se observa en todos los cultivos y las variedades tempranas, como Morettini o Delbard Premier, comenzarán a aparecer en los mercados en breves fechas.