La red de puntos de información turistica ya es una realidad en Guadalorce

0
10

Así lo demuestran los datos de la Estadística de Accidentes de Trabajo y Enfermedad Profesional elaborados por el Ministerio de Trabajo e Inmigración.

En el caso de las industrias de alimentación, bebidas y tabaco, el número de fallecimientos en el puesto de trabajo y durante los desplazamientos se incrementó un 83,4 %, desde los 12 casos acumulados en julio de 2010, hasta los 22 fallecimientos en los siete primeros meses del año en curso.

En concreto, los accidentes mortales en jornada laboral del sector agrario -que engloba a "Agricultura, ganadería, caza", "Silvicultura y explotación forestal" y "Pesca y acuicultura"- ascendieron a 34 frente a los 30 fallecimientos registrados hasta julio de 2010.

Por su parte, los que sucedieron en "in itinere" registraron un avance similar, desde los seis casos lamentados de enero a julio del pasado año, frente a los 7 de igual periodo del año en curso.

En el total agrario, forestal y pesquero, los accidentes en jornada laboral ascendieron a 17.070, frente a los 16.923 del mismo periodo de 2010 (+0,9 %), de los cuales 16.771 se catalogaron como leves (+1,15 %) y 265 tuvieron consideración de graves (-15,6 %), además de los 34 fallecimientos anteriormente mencionados.

En el caso de los accidentes en desplazamiento, el número total descendió de enero a julio de 2011 un 7,2 %, hasta los 753 casos, con 719 accidentes leves (-7,2 %) y 27 graves (-12,9 %).

En cuanto a las diferentes actividades, los accidentes con baja en la jornada laboral aumentaron un 2,73 % para la agricultura y la ganadería, hasta las 13.249 incidencias, y se contabilizó una víctima mortal más, hasta los 19 fallecimientos.

Por contra, la silvicultura y la explotación forestal registró una reducción del 4,2 % en el número total de accidentes con baja, que se situaron en 2.243 entre enero y julio, y 7 defunciones, dos más que las acumuladas en el séptimo mes de 2010.

La pesca y la acuicultura redujeron también el número de accidentes un 6,3 %, hasta los 1.578, y se incrementó en un fallecido el número de víctimas mortales, hasta los ocho casos.

En el caso de la industrias, en jornada laboral, el número total de accidentes baja un 6,9 % en la transformación alimentaria, hasta los 11.086 casos; con 12 víctimas mortales, cuatro más que en 2010.

En la fabricación de bebidas, el descenso registrado entre enero y julio llegó al 9,9 %, hasta los 1.089 casos, con un fallecimiento; al igual que en la industria del tabaco, que logra reducir los accidentes en un 20,6 %, hasta los 46 casos, y sin víctimas mortales.