La renta agraria alcanza 22.442 millones en 2012, un 1,1 % más

0
1

EFE.- El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha publicado hoy la primera estimación sobre la evolución de las principales cifras económicas y el valor generado por la actividad de la producción agraria en 2012, de la que se desprende un aumento significativo del valor de la producción animal.

Por ramas de actividad, la producción vegetal experimentó una disminución del 1,2 % respecto al ejercicio anterior debido a la reducción en volúmenes recolectados, aunque se ha visto contrarrestada en parte por el aumento en los precios percibidos por los agricultores, ha resaltado.

Se han producido descensos en los volúmenes producidos en plantas industriales, cereales, vino y mosto, patata y frutas.

En precios, sin embargo, se ha registrado un aumento generalizado, como es el caso de las plantas forrajeras (18,6 %), cereales (14,1 %), plantas industriales (10,2 %), patata (9,6 %) y hortalizas (6,2 %).

Solo las frutas muestran comportamiento negativo, con un descenso de un 0,5 %, en esta rúbrica.

Por su parte, la producción animal ha aumentado en valor un 9,6 % como consecuencia, en primer lugar, del ascenso de los precios y, en menor medida, por los volúmenes producidos.

En cantidad se aprecian aumentos en porcino, leche y equino, y descienden los huevos, el ovino-caprino y el bovino.

En precios, destaca el aumento de los huevos (44,8 %), bovino (9,1 %), porcino (7,8 %), aves (7 %), equino (6,8 %) y leche (1,1 %), mientras que el único descenso afecta al ovino-caprino (-1,2 %).

Los consumos intermedios (gastos de producción) han experimentado también un aumento del 5 % (hasta 20.965,5 millones), motivado, fundamentalmente, por la subida de los precios.

En concreto, se elevaron las cotizaciones en un 6,2 % y cayeron los volúmenes consumidos en un 1,1 %.

Aumentan de forma general los precios de consumos intermedios: energía y lubricantes (9,3 %), piensos (7,9 %), otros bienes y servicios (6,1 %), fertilizantes (5,7 %), semillas y plantones (5,2 %), servicios agrícolas (3,1 %), productos fitosanitarios (1,2 %) y servicios de intermediación financiera (1,1 %).

En cuanto a volúmenes consumidos, descienden los que se refieren a servicios de intermediación financiera (-7,5 %), fertilizantes (-4,5 %); piensos (-1,4 %) y semillas y plantones (-0,7 %); crecen, por contra, los servicios veterinarios (+1,2 %) y los agrícolas (1,1 %).

En cuanto al volumen de subvenciones agrarias, permanecen estables en su cómputo global, con un ligero incremento del 1,2 % respecto a 2011, hasta los 6.526 millones de euros.

Por otra parte, el Magrama ha precisado que, si se mide por Unidad de Trabajo Anual (UTA), la renta agraria en España aumentó más aún, un 2,6 % en términos corrientes y un 2,4 % en términos constantes.

Este último indicador para los países de la UE-27 experimentó, de media, un alza del 1 %.

Los mayores crecimientos de renta agraria en términos constantes se producen en Bélgica (30 %), Holanda (14,9 %), Lituania (13,6 %), Dinamarca (12,1 %), Portugal (9,3 %), Estonia (9,1 %), Letonia (8,8 %), Bulgaria (8,7 %), Dinamarca (5,2 %), Francia (4,2 %), Luxemburgo (3,7 %), Finlandia (3,1 %), Suecia (3,1 %), España (2,4 %), Chipre (1,7 %) e Italia (0,3 %).

Por el contrario, cayeron las rentas de los agricultores y ganaderos -en términos constantes- en Polonia (-0,3 %), República Checa (-1,4 %), Grecia (-2 %), Eslovaquia (-5,3 %), Reino Unido (-6,6 %), Malta (-9 %), Irlanda (-10,1 %), Austria (-10,2 %), Eslovenia (-15,1 %), Hungría (-15,7 %) y Rumanía (-16,4 %).