La renta agraria cae un 23% en la última década pese al repunte del último año

0
11

   En este sentido, según la organización agraria, se han producido aumentados destacables en cereales (42%), plantas industriales (28%), vino y mosto (23%) y frutas (14%). No obstante, se contabilizan descensos en hortalizas (-1,5%) y aceite de oliva (-53%). En el último caso, la subida de precios no ha respondido a la ley de la oferta y la demanda ( el valor del aceite de oliva ha caído un 36,8% respecto a campaña anterior), cuestión que desde COAG se denunció ante las autoridades de Competencia para que se abriera una investigación por posible pacto de precios entre los escasos operadores del sector oleícola.

   En cuanto a los precios, aumentan en productos como las patatas, hortalizas, plantas industriales y frutas, mientras que se observan acusados descensos en cereales, vino y mosto.

   Respecto a la producción animal, su valor aumenta un 0,4%, principalmente como consecuencia de la tendencia al alza de los precios en porcino, leche y vacuno. En ovino-caprino, aves, y huevos experimentan una caída significativa. Desciende la producción en equinos, huevos, ovino-caprino, aves, porcino, vacuno y leche.

   En el capítulo de consumos intermedios, experimentan un aumento del 1,5% respecto al año anterior, debido en gran medida al aumento de las cantidades consumidas y de los precios. Así, las principales variaciones al alza en cantidad se producen en fertilizantes, semillas y plantones y energía. Asimismo, se registran aumentos de precios en productos fitosanitarios, piensos y gastos veterinarios, y descienden los precios de los fertilizantes.

La subida de las tarifas eléctricas, decisivas para el sector

Caso aparto merece la espectacular subida de precio de las tarifas eléctricas para riego. Desde que en el año 2008 el Gobierno suprimió la tarifa eléctrica de riego, los agricultores de regadío han soportado incrementos de coste eléctrico por encima del 120%.  El coste eléctrico ha pasado a ser la primera preocupación de las explotaciones de regadío, a pesar de que su consumo es totalmente estacional o de temporada. 

     Por eso, recuerdan que "desde hace años estamos denunciando la injusta situación que supone tener que abonar el término de potencia de la tarifa eléctrica durante los 12 meses del año, cuándo se utiliza exclusivamente en contadas ocasiones".

   Agravando esta situación, la publicación en agosto de 2013 de la Orden IET/1491/2013, incrementa el peaje de potencia pero reduce el término de energía, lo que favorece a los sectores productivos de gran consumo de energía y actividad continua y perjudica a los regantes.  La agricultura española no se entiende sin el regadío, por lo que resulta absolutamente apremiante afrontar esta situación que está poniendo en riesgo la viabilidad de este tipo de explotaciones.

Temas protagonistas en 2013 que también los serán en 2014

    En su balance del año, COAGhace hincapié en elos drásticos recortes presupuestarios en materia agraria. La aportación del Estado para el campo se ha recortado en los últimos 5 años un 65%, pasando de los 4.835 millones del ejercicio presupuestario 2009 a los 1.672 que recoge de Ley de Presupuestos Generales para 2014. Los presupuestos 2014 dejan indefensos a los agricultores ante cualquier catástrofe climática, plaga o enfermedad ganadera, ya que  los programas para calidad, competitividad y  sanidad agrícola y ganadera quedan reducidos a cifras testimoniales, tras un nuevo tijeretazo del  23% y 12%. Además,  se congela la partida para seguros agrarios, tras un brutal recorte del 30% en los últimos años.

    Sobre la reforma de la PAC, asegura que la flexibilidad establecida durante la última fase de la negociación permite un margen importante para la aplicación de determinados contenidos de la Reforma de la PAC en el Estado Español.  Desde COAG "denunciamos que Ministerio y CC.AA han llevado a cabo un proceso de negociación a puerta cerrada y de espaldas al campo, sin contar con los agricultores. El resultado; una aplicación de la PAC que responde más a intereses políticos que a criterios profesionales y sociales".

   Dentro del escaso margen de maniobra que resta, desde COAG se ha propuesto al Ministerio que priorice los apoyos a los agricultores activos profesionales que generan empleo y desarrollo en el medio rural, por eso insisten en que "debe definirse agricultor activo como el agricultor profesional que obtiene al menos el 25% de sus ingresos de la actividad agraria y cotiza a la Seguridad Social por esta actividad".

     Atendiendo a esta definición, COAG también sigue defendiendo ante el MAGRAMA que aquellos agricultores activos profesionales que cultivaron viñedo, frutas y hortalizas en 2013, sin recibir ningún tipo de apoyo,  tengan derecho a integrarse en el nuevo régimen de pago básico legitimados de la misma forma que el resto de agricultores activos, evitando así actuaciones discriminatorias contrarias a la reglamentación comunitaria. También se aboga un fondo de ayudas acopladas vinculadas a la producción (que suponga el 15% del total) para apoyar a sectores afectados por caídas de rentas, ya sea por crisis de precios o crisis de costes.

Regionalización y Ley de la Cadena Alimentaria

   Respecto al modelo de regionalización, COAG tiene una posición contraria a la aplicación de la tasa plana, pero también a un modelo que persiga exclusivamente el mantenimiento de un statu quo total. Se aboga por un modelo de regionalización que tenga en cuenta la diferenciación entre superficies de regadíos, secano, cultivos permanentes y pastos, que evite unos trasvases excesivos que puedan provocar una desestabilización de las explotaciones, pero a la vez que no impida atender a todos los agricultores activos que sean profesionales.

   Sobre el desarrollo de la Ley de medidas para la mejora del funcionamiento de la cadena alimentaria. , cree que es un oportunidad única para conseguir una mayor transparencia y seguridad jurídica en la cadena. "Sin embargo, aunque estamos convencidos de que evitará algunos abusos comerciales, nuestra mayor preocupación como agricultores y ganaderos que es el precio, ni se garantiza, ni se soluciona con esta Ley".

    En este sentido, COAG estima necesario extender la obligatoriedad de contratos escritos a todos los agentes, prohibir la venta a pérdidas y establecer un régimen sancionador eficaz. En 2014 habrá que seguir muy de cerca el desarrollo normativo de la Ley, de forma especial el del Código de Buenas Prácticas.

Ley de representatividad agraria

    Por último, COAG se muestra especialmente dura con la decisión del Ministro Arias Cañete en sacar adelante una Ley" que no cumple con los mínimos parámetros democráticos establecidos en la Ley Electoral General. El texto presentado recoge un número muy limitado de mesas electorales, imposibilitando la participación de la mayoría de agricultores y ganaderos, e infla de forma arbitraria el censo electoral, doblando el mismo con perceptores de ayudas PAC no profesionales".

    Además, cree que "no se regula la campaña electoral y pretende ser una mera consulta pero con consecuencias jurídicas y de representatividad de proceso electoral. COAG intentará modificar dichos términos durante  el trámite parlamentario para que el proceso garantice la participación de los agricultores y ganaderos profesionales con  plenas garantías democráticas".

(Foto: www.agronewscastillayleon.com)