La revista Limusín pide, en su editorial, soluciones prácticas para los problemas diarios del ganadero de vacuno

0
4

FEAGAS.- En el editorial, firmado por el Presidente de la Federación Española de Criadores de Limusín, D. Mauricio Álvarez de Bohórquez Silva, Duque de Gor, se hace un repaso de los problemas que acontecen en torno al ganadero en su actividad diaria e intenta aportar soluciones prácticas a los mismos.

En él, se dice lo siguiente:

“La venta ganadera disminuye y además el consumidor puede adquirir productos de otras naciones que no sabemos si reúnen las condiciones de sanidad y calidad de los nuestros.

Aquí tenemos la buena noticia de la evolución de la tuberculosis y brucelosis de nuestra cabaña, que se va erradicando bastante. Desde la aparición de las ‘vacas locas’, enfermedad superada, nos obligan a retirar los cadáveres. El Ministerio, Agroseguro y los ganaderos podíamos ahorrarnos mucho dinero, ya que el seguro de recogida está subvencionado. Los buitres no atacarían tanto al ganado y el ganadero podría enterrar los restos como se ha hecho toda la vida.

Otro asunto es el de las guías de traslado del ganado vivo. Las oficinas veterinarias hacen las guías, tardan mucho en contestar a la petición de permiso de entrada en otra zona, no hay rapidez… Sería mucho más fácil que en aquellas ganaderías limpias el ganadero tuviera un talonario de guías y las hiciera él mismo, pagando a fin de mes las tasas correspondientes y enviando las copias de las guías hechas por él a la oficina de su zona. Para todos estos casos dependemos siempre de la opinión de Bruselas, y creemos que nuestras autoridades deberían recordar que España es diferente.

Otro ejemplo es que después de hacer el saneamiento, en donde naturalmente quedan grabados todos los efectivos que hay en la explotación, resulta muchas veces que después a los pocos días aparecen señores de otro departamento para contar todas las vacas, terneros… Esto no tiene pase. Dicen que son de otro departamento y que esto debe ser así. Desde luego no entenderemos nunca cómo se pueden duplicar los trabajos, gastar más dinero público y molestar al ganadero.

A pesar de todas estas circunstancias, seguiremos adelante mejorando nuestra raza como venimos haciendo desde hace tiempo. Ahí están los resultados”.