La Rioja constata el buen estado de su masa forestal con 7.000 hectáreas más

0
20

EFE.- El consejero de Medio Ambiente de La Rioja, Íñigo Nagore, el director general de Medio Natural, Miguel Urbiola, y el subdirector general de Silvicultura, Rafael Gómez del Álamo, han presentado hoy, en una rueda informativa, los datos sobre los bosques riojanos incluidos en este inventario.

Nagore ha afirmado que las masas forestales riojanas evolucionan “favorablemente” y que se encuentran en “uno de los mejores momentos de los últimos años”.

Actualmente, La Rioja posee 311.000 hectáreas destinadas a uso forestal, lo que representa un 62 % del territorio, ha añadido el consejero, para quien es “una paradoja que una región que está considerada como eminentemente agraria, la mayor parte de su superficie está destinada a uso forestal”.

Urbiola se ha referido a ese aumento de la masa forestal de un 3 % en los últimos diez años, que supone que haya un millar de árboles por cada riojano.

La extensión de los bosques riojanos está siete puntos por encima de la media nacional, pero también sobresalen, según Gómez del Álamo, en salud y evolución.

El área arbolada de la comunidad riojana se componen de diferentes formaciones, que están protagonizadas, sobre todo, por rebollares, pinares de pino silvestre, hayas y encinas, estas dos últimas especies autóctonas.

Estas cuatro especies suman el 58 % de la superficie arbolada de La Rioja y el 78 % de las existencias de madera; y, según el inventario, la comunidad riojana dispone de un mayor número de bosques de montaña frente a los de llanura, ya que esta se encuentra intensamente cultivada.

Dentro de todas las formaciones boscosas de la región, el consejero ha destacado la evolución “espectacular” de los bosques de rivera, que han aumentado tras la disminución de choperas de producción, de 5.000 a 3.500 hectáreas.

El informe alude al valor económico que tienen los bosques para la sociedad, a partir de los bienes y servicios que prestan las áreas boscosas, y que en La Rioja alcanzan, como mínimo, los 153 millones de euros al año.