El director general de Desarrollo Rural de La Rioja, Daniel del Río, ha resaltado este miércoles 9 la importancia “estratégica” de mantener los fondos europeos de apoyo al viñedo porque “suponen una inyección económica que contribuye a mejorar la competitividad del sector, garantizando una mejora de las estructuras de producción y favoreciendo la  adaptación a los nuevos mercados”.

Del Río ha realizado esta valoración al realizar un balance de las cuatro medidas que contempla el Programa nacional de Apoyo al Sector Vitivinícola 2014-18, que han reportado 17 millones de euros a los viticultores riojanos durante el último ejercicio FEAGA (Fondo Europeo Agrícola de Garantía) que se cerró el pasado 15 de octubre. La Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de La Rioja ha gestionado el abono de esta cantidad de apoyo al viñedo a través de las líneas dirigidas a la promoción de vino en terceros países, a inversiones para la mejora de la producción o comercialización, reestructuración y reconversión de viñedo, y a la destilación de subproductos de la vinificación.

La medida permite renovar las plantaciones de viñedo mediante la sustitución de las antiguas por otras nuevas

Durante la presente campaña, un total de 1.009 agricultores riojanos han recibido 5,8 millones de euros para reestructurar o reconvertir 1.080 hectáreas de viñedo. La Rioja ejecutó un año más el presupuesto inicialmente asignado a la comunidad autónoma y ha podido optar a fondos adicionales para atender la demanda del sector.

APOYO AL VIÑEDO LA RIOJA 2Esta medida de apoyo al viñedo, según ha precisado Daniel del Río, permite renovar las plantaciones de viñedo mediante la sustitución de las antiguas por otras nuevas en las que se incorpora algún tipo de mejora, como el marco de plantación, el tipo de conducción, la sustitución de la variedad por otra más adaptada a la zona de producción o la mejora de condiciones del suelo. La ayuda concedida supone la mitad del coste de la inversión que realiza el agricultor.

Por su parte, dos viticultores riojanos han percibido de 1,1 millones de euros procedentes de las ayudas a destilación que se destinan a empresas que transforman los subproductos obtenidos en el proceso de vinificación (orujos y lías) y cuya eliminación es obligatoria.

Respecto a la medida de inversiones, cuya finalidad es mejorar las condiciones de producción y comercialización de productos vitivinícolas, la Consejería de Agricultura ha gestionado pagos por un importe de 4,3 millones de euros, que corresponden a 29 expedientes de bodegas y cooperativas riojanas.

Por último, se han tramitado ayudas por valor de 5,6 millones de euros que permitirán cofinanciar al 50% la realización de 55 acciones para promocionar el vino de Rioja en mercados de fuera de la Unión Europea.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here