La Rioja y el Rioja se unen para evitar que se pueda ‘romper’ la Denominación de Origen

0
4

   En sus declaraciones, Sanz ha subrayado que bajo el paraguas de Rioja se puede poner en la etiqueta la procedencia del vino, como puede ser la comarca o la subzona ya creada.

    Ha añadido que, si en las declaraciones de la consejera subyace "un matiz de separar o querer hacer una autonomía o independencia de una zona respecto a las demás, está meando fuera de tiesto, no sabe lo que está diciendo y eso no es posible". Sanz ha recordado que la DOCa Rioja está compartida por los territorios de La Rioja, que representa el 70  del viñedo; Álava, con el 20%; y Navarra, con el 10%.

    El presidente ha pedido a las tres administraciones que comparten esta denominación que participen de "manera activa" en promocionarla, incentivarla y contribuir a vender el Rioja fuera de este territorio.

    Ha recordado, además, que la tutela de la DOCa la ejerce el Gobierno de España y ha considerado que las administraciones territoriales que la comparten "pueden hacer mucho" por promocionar el Rioja.

    En su opinión, declaraciones como las de la consejera vasca son "totalmente contrarias a lo que puede pensar el sector" y pueden tener una "intencionalidad más política que el propio funcionamiento de la DOCa, que busca mucho más el desarrollo económico y la promoción del vino que pensar en otras divisiones territoriales o de cualquier otro tipo".

Defensa a ultranza del nuevo presidente de la DOC


   
Por su parte, el presidente de la Interprofesional del Vino de Rioja y futuro presidente del Consejo Regulador de la DOC Rioja, Luis Alberto Lecea, ha asegurado que defenderá "ante las instancias que sea preciso" el mantenimiento de la unidad de esta denominación", que comparten La Rioja, País Vasco y Navarra.

    Lecea ha asegurado que luchará por impulsar el "desarrollo armónico y equilibrado" de la DOC Rioja y protegerá los "legítimos intereses de todos los inscritos". Ha recordado que la existencia de la subzona Rioja Alavesa ya está reconocida en el artículo cuatro del Reglamento actual de la DOC Rioja, que define la zona de producción como la integrada por "los terrenos ubicados en los términos municipales que constituyen las subzonas denominadas Rioja Alta, Rioja Baja y Rioja Alavesa.

    Lecea ha añadido, además, que el Reglamento de la DOC también recoge en su artículo 13 la posibilidad de identificar los vinos en el etiquetado con el nombre de las subzonas y estable los requisitos para hacerlo.

    En marzo de 1998, el Consejo Regulador creó una Comisión de Subzonas con el fin de tratar todos los asuntos relacionados con el desarrollo de las mismas, ha detallado Lecea.

    También ha recalcado que el territorio actual de la DOC Rioja se extiende por tres comunidades autónomas y es fruto de "un proceso histórico de siglos de tradición vitivinícola, culminado con la creación de la denominación en 1925".

    Según Lecea, este modelo territorial "ha propiciado el desarrollo económico de la región y le ha dado prestigio en todo el mundo" y es "un modelo que es patrimonio de los viticultores y bodegas que integran el sector vitivinícola riojano y que todos ellos desean mantener así".