La salida del mercado del 'thidiazurón' pasará factura al sector algodonero

0
20

      Respecto a la evolución del cultivo, el presidente ha comentado que desde mediados o finales de septiembre se recogerá el algodón en las aproximadamente 70.000 hectáreas habilitadas esta campaña, fincas donde esperan obtener unos rendimientos similares a años anteriores, en torno a los 3.000 kilos por hectárea.

     En 2013, según los datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), se cultivaron 63.900 hectáreas, que aportaron 145.600 toneladas de producción algodonera.

      De momento, la evolución de la planta "no está mal" en los campos andaluces, aunque el verano comenzó fresco y esto "no es muy bueno" para el óptimo desarrollo de este cultivo industrial o textil.

Han aparecido algunas plagas, aunque se han controlado

  
"En algunos sitios se han visto plagas de lepidópteros, pero se han controlado y creemos que vamos a tener un año de producción normal si no pasa nada a última hora" y la climatología acompaña.

      En cuanto a la rentabilidad para el sector, ha afirmado que "se ha parado un poco esa avidez por comprar fibra por parte de China" y que la producción en EEUU será "relativamente interesante", lo que ha provocado que los precios "estén por debajo" del año anterior.

Buscan crear una EAP entre varias autonomías


      Por otra parte, Valencia ha reclamado que la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía, Comunidad donde se asienta prácticamente la totalidad del algodón español, arbitre apoyos al cultivo a través del próximo Plan de Desarrollo Rural (PDR) regional, toda vez que ya no contarán con ayudas acopladas (vinculadas a la producción) de la Política Agraria Común (PAC).

      Especialmente interesante, vería que la Junta de Andalucía contemple en el PDR ayudas a la inversión y modernización para las cooperativas algodoneras y, así, se muestra convencido de que la Administración autonómica será receptiva.

      Según ha comentado, las características del cultivo -casi todo se hace en Andalucía- no permitirán que las cooperativas algodoneras de esta Comunidad se asocien con las de otras regiones para constituir una Entidad Asociativa Prioritaria (EAP) sectorial y, por tanto, no podrán recibir ayudas del próximo programa nacional de desarrollo rural para el fomento de las fusiones supraautonómicas.

(Foto: Archivo www.coagandalucia.com)