La sequía en Murcia puede provocar unas pérdidas de hasta 72 millones de euros

0
16

     Según idica la organización en una nota, en los últimos siete meses, desde septiembre de 2013 hasta mediados de marzo de 2014, -que han de ser los más lluviosos de todo el año hidrológico- se han recogido en la Región de Murcia unos "miserables" 70,08 litros por metro cuadrado, cuando la media de los últimos años es de 232,50 litros/m2 en eso mismos meses: un 30% menos, según datos oficiales de la AEMET y del SIMA.

    Los efectos que esa falta de lluvia están causando en el sector agrario son demoledores, afectando de manera decisiva a las producciones de secano, causando pérdidas supermillonarias a nuestros agricultores y ganaderos, pero también elevando la factura para los agricultores de regadío que no han podido ahorrar en estos últimos siete meses ni un solo riego.

Un informe de previsión de daños aterrador

    COAG está elaborando un informe técnico sobre los efectos de esta espantosa sequía con la intención de hacerlo llegar a las Administraciones públicas, tanto central como autonómica, y despertarlas del “apacible letargo en el que parecen vivir al creer que todos los problemas se resuelven si, por fortuna, en las cabeceras del Tajo y del Segura hay agua almacenada en los pantanos. ¿Pero, del resto de problemas del sector agrario quién se ocupa, San Pedro?", señalan indignados.

    En una primera aproximación al Informe que está elaborando COAG, de no llover muy intensamente en los próximos 15 días, se perderá el 80% de la cosecha de cereal, entre un 40% y un 70% de la de almendra y el 50% de la vid y olivar, lo que podría acarrear unas pérdidas que se situarían entre 56,72 millones de € y los 72,36 millones de €, , según el informe elaborado con datos oficiales de producciones de 2013 de la Consejería de Agricultura y Agua de Murcia.

Los agricultores del almendro los riegan con ¡cubas!

    Hemos de destacar que, en el caso del almendro, la situación puede devenir en catastrófica por la pérdida de cientos de miles de árboles que no pueden soportar el intento del fruto, recién cuajado, de engordar a costa de las pocas reservas del árbol por falta de agua. Tanto es así, que en las comarcas donde la fructificación es más tardía –Altiplano, Noroeste, Pedanías Altas de Lorca- ¡los agricultores están regando con cubas los almendros en un intento de que no muera la arboleda!

     Es este punto, que COAG viene reivindicando desde hace muchos años la puesta en marcha en la comarca del Altiplano de los Regadíos Sociales, riegos de apoyo a los secanos,  para prevenir estas situaciones y que, hasta el momento, ni la Consejería de Agricultura ni la Confederación Hidrográfica del Segura se hayan hecho eco de esta petición.

     Asimismo, recalcan que derivado de esta situación tan caótica, se producirá otro gran daño para la ganadería ovina de las comarca cerealísticas, en especial la del Noroeste, ya que los ganaderos no contarán, no ya con el grano de cereal con el que alimentar a su ganado ovino – oveja Segureña-, sino ni tan siquiera con el rastrojo para el pastoreo ni con la paja para la cama del ganado y su realimentación, lo que les acarreará gastos muy importantes a los que añadir a la pérdida de la cosecha, ya que habrán de buscar dichos productos fuera de la Región.

    En relación a la ganadería, señalaremos las gravísimas pérdidas que está acumulando el sector apícola murciano que, en la Región de Murcia, dispone de unas 95.000 colmenas, de las que el 80% están en manos de profesionales de la apicultura, la mayoría se sitúan en la zona del Noroeste.

La producción apícola, bajo mínimos

    La dos floraciones más importantes desde el punto de vista apícola son el romero y el azahar. En el caso de la floración del romero, llevamos dos años que las cosecha es nula, lo que ha dado lugar am un precio muy alto de las miel de romero, que oscina entre 4,20 y 4,60, dependiendo de las calidades.  Este año  teníamos unas buenas  expectativas de  cosecha en  las  zonas  de Caravaca,

   Calasparra y Moratalla., pero la escasez de lluvias en los últimos meses ha hecho que se derrumbe  las previsiones y volvamos a  tener otro año sin cosecha  de romero en nuestra Región. La mayoría de los apicultores han sacado ya las colmenas de los montes y las están llevando a los campos de azahar. La floración del azahar suele ser una floración bastante atractiva para los apicultores, normalmente  se cosechan unos 12-14 kg de miel por colmena.

    Este año es pronto para hacer una previsión de las cosecha, pero por lo pronto ya se sabe que debido a esta sequia las colmenas no van bien preparadas para el pecoreo;  la mayoría de las colonias están débiles, no será aventurado decir que por culpa de la sequía que arrastramos podemos estimar entre el 40-50% de pérdidas en esta cosecha.

    Otra de las cosechas de Murcia es la de la flor de albaida, miel que tiene un precio parecido al de azahar (3-3,20 €/Kg). El año pasado la cosecha fue núla y, este año, la previsión es que también lo sea ya que esta planta solo es productiva en años lluviosos.

Por ahora, lo que sí se tienen cuantificado son las pérdida en la producción de enjambres de abeja, que representa un 80% menos que un año normal. Eso, unido a las intoxicaciones por pesticidas y otras enfermedades como la varroa, está provocando gran número de bajas en los colmenares, a lo que se suma que los apicultores no sacan suficientes enjambres para reponer sus bajas.

Importantes pérdidas en regadío y ausencia del imprescindible lavado de árboles

Otro de los aspecto que hemos destacar por la falta de lluvia en tan prolongado período de tiempo, aunque no es posible cuantificarlo en pérdidas económicas, es que el imprescindible lavado de árboles y de las tierras de labor no tiene lugar y, a nadie se le escapa, que en una agricultura tan intensiva como es la que tiene lugar en el regadío murciano, dicho lavado de las tierras es esencial para la continuidad de los cultivos, en especial de hortalizas, lavado también esencial para el resto de tierras de labor: Frutales de hueso y pepita, cítricos, secanos, etc.

    De igual forma, COAG insiste en que las pérdidas que a fecha de hoy ya se han acumulado en los cultivos de regadíos más importantes de la Región por el consuno de agua en estas fechas del año (de septiembre a marzo), ya que no ha habido ningún ahorro en el riego por efecto de las lluvias, ahorro que, habitualmente es del 30% del consumo total. Son cifras de mucha magnitud "que hace aún más urgente que el Gobierno central adopte medidas que conduzcan a la reducción del coste energético del uso de agua para los regadíos!, señala la organizción en su nota.

    Por último, se recuerda que hay muchos otros aspectos negativos por la falta de lluvia –se producen un sinfín de plagas, aumente el peligro de incendios, se pueden derivar problemas sanitarios en el entorno agrio tales como alergias, etc.-, pero merece especial atención un dato que habitualmente se escapa porque las Administraciones competentes no se preocupan nunca de resaltar, a pesar de la importancia que los temas de escasez agua tienen para nuestra Región y nuestra Confederación Hidrográfica: este dato es la no reposición de agua en los acuíferos por infiltración de  lluvia, que es de 678 Hm3 anuales, por lo que en el ciclo de sequía que estamos analizando de 7 meses, hemos dejado de almacenar más de 450 Hm3 (el 70% de 678 Hm3), "¡Qué a buen seguro echaremos en falta!".