La sequía y la demanda elevan hasta un 40 % el precio de los cereales en 2012

0
5

EFE.- De hecho, este ejercicio finaliza en el Mercado de Futuros de Chicago con una subida media del 20 % de los precios de la soja respecto a las cotizaciones de principios de año, un 9 % en el caso del maíz y un 22 % en el caso del trigo.

"Los mercados de cereales no oscilarán mucho en 2013, y se espera que los precios sigan en niveles relativamente elevados, después de que el trigo, el maíz y la soja reunieran ganancias entre el 20 y el 40 % en 2012", ha avanzado el director para la Península Iberia y América Latina del gestor de fondos ETF Securities, Luis Puertas.

A su juicio, a pesar de que el Consejo Internacional de Cereales (ICG) prevé que las cosechas se incrementen en las próximas temporadas, "no se espera que la producción adicional haga aumentar las existencias debido a la creciente demanda actual".

Si el mercado de cereales finalizó 2011 con la sensación de incertidumbre, precios altos y existencias ajustadas, su entrada en 2012 estuvo marcada por la sequía en Argentina, que amenazaba con reducir a la mitad la producción de maíz y soja.

En enero, Estados Unidos también anunciaba una reducción interanual de la producción de sus cuatro principales cultivos -trigo, maíz, soja y algodón- debido a menores rendimientos por la sequía, las abundantes lluvias y los descensos de superficie cultivada, mientras que en Ucrania las previsiones también bajaban.

La soja argentina fue de nuevo la protagonista en abril a raíz de la expropiación de YPF por el Gobierno de Cristina Fernández y la posibilidad del veto del Ejecutivo español a la importación de este cereal, cuyo aporte proteico es imprescindible en esa época del año para la fabricación de piensos en España.

En verano, el alza de los precios internacionales de los cereales alarmaba a sectores como el ganadero español y, en particular, el lechero, y a finales de agosto el presidente del Comité del Comercio de los Cereales (Coceral, en sus siglas en francés), Marcel Combot, defendía la necesidad agilizar los intercambios comerciales.

Los precios del trigo cayeron a lo largo del año hasta alcanzar el mínimo de cinco meses a principios de diciembre a raíz de los informes de aumento de la producción china y la disminución de las exportaciones estadounidenses.

Al mismo tiempo, las cotizaciones del maíz se han mantenido estables, según las Estimaciones de Oferta y Demanda Mundiales Agrícolas (WASDE, en sus siglas en inglés) realizadas por el Departamento de Agricultura estadounidense (USDA) en noviembre.

La soja sigue en este último trimestre con un comportamiento alcista, en gran medida por el clima imperante, que está retrasando la siembra en las cosechas en Argentina.

Y es que, como ha explicado Puertas, "las condiciones climáticas siguen siendo el elemento oscilante crítico y, en gran medida, impredecible" que marca las campañas cerealísticas.

"Los precios de los cereales y las oleaginosas en 2013 dependerán de manera significativa del éxito de las cosechas y de si la producción hace aumentar las existencias y alivia la presión sobre una oferta cada vez más mermada en los últimos años", ha aventurado el director para Iberia y América Latina de ETF Securities.

La última previsión realizada por la ICG en noviembre y recogida por la Asociación Española de Técnicos Cerealistas (AETC) sitúa el consumo mundial de cereales para la campaña 2012/13 en 1.806 millones de toneladas, por encima de la producción esperada de 1.762 millones de toneladas y 88 millones menos que en 2011.

En España, la superficie de cereales aumentó en 2012 en 238.000 hectáreas, un 3,9 % más respecto a 2011, sobre todo por el trigo y en detrimento de la cebada, avena y centeno y de oleaginosas como el girasol, según la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivos en España (Esyrce) del Ministerio de Agricultura.