La situación de la mayoría de cuencas y cauces ríos tiende a estabilizarse

0
6

EFE.- Según un informe de situación del Ministerio de Medio Ambiente, Agricultura y Alimentación, frente a 2012 en el que hubo un periodo de sequías extraordinario -que dejó los embalses en muchas zonas del país en mínimos-, en 2013 ha habido un volumen de lluvia importante.

Ello ha sido especialmente relevante esta última semana, en la que la lluvia ha aumentado el nivel general de los embalses en 2.078 hectómetros cúbicos.

Según el informe ministerial, en la cuenca del Ebro todo el eje del río Ebro, a partir de Castejón, está inundado, situación que se prevé va a continuar.

A día de hoy siguen en alerta o alarma todo el tramo medio del Ebro desde Castejón hasta Mequinenza.

En la cuenca del Duero, los caudales de los ríos se están estabilizando y bajando, aunque hay algunas estaciones en alerta, mientras que la mayoría de sus embalses están soltando agua.

Debido a las lluvias continúan los problemas en distintas vías secundarias, así como en la N-122 entre Peñafiel y Aranda de Duero.

En cuanto a la cuenca del Guadiana, los problemas siguen en los ríos y arroyos que no tienen regulación; si bien, los caudales han disminuido de forma notable y sigue la tendencia a la baja.

Con respecto a los ríos regulados, en la zona oriental, los mayores problemas se han registrado en la cuenca del río Azuer, ya que el embalse de Vallehermoso con muy poca capacidad no pudo asumir el caudal registrado en los ríos (actualmente desembalsa 27m3/sg).

En el río Bañuelos, entre Malagón y Fernancaballero, comenzará la reconstrucción de un pequeño tramo del mismo para evitar inundaciones, si el tiempo lo permite; también continúan los problemas en Daimiel.

En la cuenca del Guadalquivir, la situación está casi estabilizada.

Con respecto a días anteriores, han bajado de forma relevante los caudales en los tramos alto y medio del Guadalquivir y han desaparecido en esta zona las afecciones a los núcleos de población.

En las cuencas cantábrica y del Miño Sil no hay dificultades destacables, y la del Tajo se encuentra en situación de normalidad.

Según los datos del Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH), a las 10.30 horas estaban desembalsando 28 embalses un caudal total de 4.493,7 m3/s.

Los mayores problemas continúan en la frontera con Portugal, donde se ha conseguido laminar, sin daños apreciables, una avenida de 7.000 m3/s a solo 4.000.

En la cuenca del Júcar y a lo largo de esta madrugada, los altos niveles de agua en el río Jardín, con un caudal superior a los 10 m3/s, han roto la mota (montículo) del río en el tramo de la Herrera, en una longitud aproximada de 2 metros, desbordando por su margen derecha, cortando temporalmente la carretera C-12 e inundando instalaciones agropecuarias, con unos calados próximos a medio metro.

En la cuenca del Segura, tampoco hay grandes problemas, ya que los caudales desembalsados desde los pantanos de cabecera, en torno a 100 m3/s desde el día 3, están siendo asumidos con normalidad por el cauce del río Segura.