La situación del sector forestal asturiano empieza a ser angustiosa para la industria

0
5

    Ha añadido que a ello se une "el gigantesco recorte presupuestario sufrido por el plan forestal para el ejercicio 2013 y seguramente más de lo mismo para ejercicios venideros y los gravísimos problemas fitosanitarios de las tres especies más comerciales de Asturias, gonipterus de eucalipto, fusarium y nemoatodo del pino y chancro del castaño".

    Ha recordado que el sector forestal en Asturias realiza su actividad sobre un modelo de propiedad minifundista con unas complicaciones orográficas excepcionales y una red de infraestructuras obsoletas e inadaptadas a las necesidades tecnológicas del sector.

    Asmadera ha advertido de que de seguir esta línea Asturias se quedará sin sector forestal en esta década.

    La asociación ha comentado que en la actualidad operan en el sector asturiano unas doscientas empresas con algo más de dos mil empleos entre los que no se cuentan los indirectos ni los de la fábrica de celulosa de Navia.

    Ha agregado que "es un sector que estaba resistiendo muy dignamente la crisis económica pero que va a acabar claudicando por la acción política y por el intervencionismo público desmedido y caprichoso".

    Por todo ello, ha solicitado aclarar el marco competencial en relación a la materia forestal en el Principado pues "los ayuntamientos están asumiendo de forma descontrolada y unilateralmente competencias que la normativa vigente atribuye en exclusiva a las comunidades autónomas como lo relativo a plantaciones y cultivos forestales y sus aprovechamientos".

    También ha pedido un desarrollo del reglamento de montes del Principado y la modificación de la ley del suelo. Asmadera ha considerado preciso convocar una reunión del Principado con la Federación Asturiana de Concejos y las asociaciones representativas del sector forestal, de propietarios y empresas.

     asegurado que las empresas de Asmadera están dispuestas a constituir un fondo común suficiente para garantizar la cobertura de los posibles daños que pudieran ocasionarse en la actividad de transporte forestal a viales y dominios públicos de titularidad municipal.

    Asimismo, ha reclamado una revisión del plan forestal de Asturias sobre todo en lo relativo al modelo productivo y la inclusión de la biomasa. Igualmente ha propuesto una ventanilla única en la Consejería de Agroganadería para gestionar también las solicitudes de aprovechamientos en márgenes de carreteras y autovías.

    Además, la eliminación del requerimiento de la evaluación preliminar de impacto ambiental para los aprovechamientos maderables en montes privados de especies de crecimiento lento, como el roble, el abedul y el fresno, y que se sustituya por una supervisión de la guardería o de los técnicos del servicio de montes. También ha sugerido buscar acuerdos con la Confederación Hidrográfica para agilizar y simplificar las tramitaciones en los márgenes de cauces de agua.

    Otras propuestas de Asmadera son la eliminación de la obligación de retirar los restos de cortas en las subastas públicas de eucalipto, reforestar como mínimo la superficie talada en los aprovechamientos maderables públicos, una política autonómica sobre los aprovechamientos de la biomasa forestal y autorizaciones de plantación de eucaliptos.