La situación económica y el mercado abren una oportunidad para el vino españoles de calidad

0
8

      Ha añadido que, además, el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos "está a punto de firmarse" y cree que eso es "una oportunidad extraordinaria" para los vinos de calidad españoles.

      Moro también ha destacado que "los magníficos resultados de los vinos españoles de alta calidad en concursos internacionales, los premios y puntuaciones conseguidos, es un acicate para su conocimiento en el resto del mundo".

     La inversión en tecnología por parte del sector vitivinícola español, en su opinión, también está permitiendo elaborar "unos magníficos vinos".

     Por la experiencia de la compañía en el mercado exterior, donde está presente en ochenta países, su presidente ha asegurado que "se está empezando a superar la crisis que, aunque, quizá, va un poco más rezagada en Europa", en Estados Unidos, la recuperación "va a un ritmo muy importante, como también están creciendo los países de América Latina".

     Las clases medias-altas y altas, ha añadido, "también se están entregando al consumo del vino de calidad, como es el caso de países como China", por lo que, ante en esta nueva coyuntura, ha expresado su convicción de que el gran reto para los vinos españoles de calidad está en "transmitir sus valores a los compradores e importadores y a los consumidores".

Desde potenciar el marketing y la imagen de calidad hasta el enoturismo


     "Necesitamos -ha asegurado- hacer muchísima labor de prescripción y marketing de calidad y de defensa de los productos y marcas de calidad en los países que nos conocen menos", ya que cree que, para competir con vinos a granel, "no falta más que precio", que considera que no es la apuesta de los vinos de alta gama.

     Moro también se ha mostrado un "defensor de la libertad y creatividad absoluta" en la elaboración de los vinos, pero también ha dicho que es preciso adaptarse a "un mínimo de normas".

     Se ha referido, además, a la oportunidad que el enoturismo ofrece al sector del vino en España, como una "herramienta fundamental" de crecimiento y a la apuesta de Matarromera por esta actividad, con la que empezará a funcionar la bodega que proyecta en la localidad riojana de San Vicente de la Sonsierra.

      Ha concluido que la previsión del Grupo Matarromera es cerrar 2014 con una facturación de unos 19,5 millones de euros y alcanzar los 23 millones en 2015.