La subasta de machos de cabra de Gredos recauda 7.740 euros más que en 2012

0
2

    No ha ocurrido lo mismo en la subasta de la Reserva Regional de Caza de Las Batuecas (Salamanca), donde la subasta de cabra hispánica, en la mayoría de los casos, ha quedado desierta.

    En Gredo, sin embargo, el lote por el que más se ha pagado ha sido un macho del tipo A1, cuyo desembolso ha ascendido a 6.001 euros, cerca de 1.000 euros más que los 5.048 euros que se pagaron el año pasado por un ejemplar de la misma categoría.

     La subasta celebrada en La Aliseda de Tormes, en la vertiente norte de Gredos, ha contado con la asistencia de más de un centenar de personas que han pujado durante cerca de tres horas por los lotes que han salido a subasta, aunque las cacerías se celebrarán entre marzo y abril y de septiembre a diciembre.

    Según la Asociación de Propietarios, cerca del 90 por ciento de los cazadores proceden de América, Turquía, Rusia y los países árabes, aunque en estos dos últimos casos es donde se produce el mayor auge durante los últimos años.

     La subasta ha concluido con la venta de 86 de los 100 lotes previstos: 19 del tipo A1, los de mayor categoría, con una edad mayor o igual a 12 años y 240 puntos o más; 19 del tipo A2, con más de 12 años y puntuación entre 230 y 240 puntos, y 30 machos del tipo A-3, de 10 años y una puntuación e entre 210 y 203 puntos.

    En esta ocasión se ha sumado esta última categoría a la subasta, al ser incluida la consideración de "medallable súper oro", correspondiente a los A1.

     A estas tres categorías se han sumado los 18 machos del tipo B, con una edad igual o superior a 10 años y una puntuación igual o inferior a 210 puntos. En la puja, el ejemplar tipo B por el que más se ha pagado ha sido uno de la vertiente norte, adjudicado en 2.249 euros, mientras que en el caso de la categoría A3 el mayo por el que más se ha desembolsado ha sido otro de la cara norte por 3.307 euros.

    En el caso de los A2, la puja mayor ha ascendido a 3.660 euros, y en el de los A1 -súper oro-, el desembolso más alto ha sido realizado por un ejemplar de la vertiente norte cuyo precio ha sido de 6.001 euros, casi 1.000 euros más que el año pasado.

   Todos estos precios corresponden a la cuota de entrada, aunque el cazador que se ha hecho  con cada ejemplar deberá abonar el día de la cacería más dinero, en  función del tamaño de la cornamenta. Del total de lo recaudado, el 85 por ciento irá a los propietarios individuales y a los ayuntamientos de los 13 municipios que integran la reserva Regional de Caza "Sierra de Gredos", mientras que el 15 por ciento restante va para el fondo de mejora de la Junta en este espacio de cerca de 40.000
hectáreas.