La reestructuración a la que se ha sometido el sector cunícola en los últimos años, con el cierre de explotaciones y mataderos, ha permitido un repunte de los precios, pero se ha perdido tejido productivo, según la gerente de la Interprofesional Cunícola (Intercun), Mari Luz de Santos, que hace también hincapié al bajo consumo de carne de conejo.

En declaraciones a Efeagro, De Santos ha asegurado que esa ligera subida de los precios por el descenso de la oferta no compensa el coste que ha sufrido el sector por una reestructuración que “no le ha sentado bien” a la producción y la comercialización de conejos. “Perder tejido productivo siempre es triste porque significa que el sector se empequeñece”, ha insistido.

El descenso en la producción de conejo no ha sido tan llamativo como el número de explotaciones que han cerrado, ya que muchas de las que siguen activas han aumentado su capacidad.

la extensión de norma ayudará a financiar una campaña de promoción “muy potente” para tres años

De Santos ha puesto el acento, especialmente, en los jóvenes cunicultores que han abandonado la actividad porque “son los más endeudados” y no habían amortizado las inversiones, lo que también es “triste” para el desarrollo del medio rural.

La nueva extensión de norma es otro de los asuntos de actualidad en el sector cunícola, puesto en marcha recientemente con el objetivo principal de aumentar el consumo de carne de conejo.

Según De Santos, esta extensión ayudará a financiar una campaña de promoción “muy potente” para tres años que cuenta con financiación de la Unión Europea (UE) y un presupuesto total de cinco millones de euros.

Desde Intercun se busca que los consumidores conozcan mejor este tipo de carne, que es “muy saludable”, y para ello se llevarán acciones en televisión -convencional y digital- y redes sociales, además de cursos de formación a carniceros y hosteleros.

Dicha formación pretende promover nuevos formatos de presentación de la carne de conejo (salchichas o hamburguesas, por ejemplo), que ya están disponibles en muchos supermercados, ha señalado. Como reitera, “estamos empeñados en hacer llegar al consumidor que la carne de conejo es sana y fácil de preparar”.

LA COMERCIALIZACIÓN DE LA CARNE DE CONEJO RONDA los 300 millones de euros al año

España es uno de los principales productores de carne de conejo de la UE, junto con Italia y Francia, y cuenta con medio centenar de mataderos y 1.700 granjas (en torno a 6,5 millones de conejos), de las que el 42 % está en Cataluña.

El valor generado ronda los 300 millones de euros al año gracias a la comercialización de 58.000 toneladas de carne, de acuerdo a los datos de Intercun.

El consumo per cápita en España fue de 1,27 kilos en 2017, lo que supone un descenso del 13 % respecto a hace una década.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here