La subida un 10% del precio de la ternera en Ramadán contiene la demanda

0
9

   Los libaneses han adquirido este año más carne de vacuno procedente de Croacia, República Checa y Hungría mientras que los argelinos y los libios han optado por Francia e Irlanda, en detrimento de España.

    Hernández ha indicado que el mercado de la carne "es muy especulativo en España" y "cualquier movimiento hace que la cuerda se tense o se afloje".

    Por ello, espera que para la próxima celebración del Ramadán la balanza comercial entre oferta y demanda se ajuste.

A nada que bajen los precios se reactivará la salida


     Por su parte, el gerente de la Asociación Española de Productores del Vacuno (Asoprovac), Javier López, ha asegurado que "quizá" este año el bovino español ha llegado al Ramadán sin ser tan competitivo en cuanto a precios "pero a poco que bajen, se reactivará la salida".

     Además, ha apuntado a la menor cabaña de ganado como la posible causa del encarecimiento de los terneros. López ha señalado que estos países se fijan en el precio y en la calidad y ha resaltado que los árabes "reconocen" la calidad del vacuno español.

    La carne de cordero también es consumida durante el mes del Ramadán en el mundo musulmán.

También aumenta la veta de cordero pero lo prefieren bajo el rito ‘halal’


    El director general de la cooperativa Oviso, Juan Carlos Pozo, con sede en Villanueva de la Serena (Badajoz), ha asegurado que desde mediados de junio ha habido "una gran demanda", alcanzando una media de un barco cada día cargado con 7.000 corderos vivos, muchos de ellos con destino a Libia.

    Argelia y Túnez también son importadores de este producto, si bien, prefieren comprarlo ya sacrificado en España mediante el rito "halal", siguiendo la ley islámica.

    En cuanto a precios, el director comercial de Oviso, Manuel Talabán, ha informado de que ha habido un repunte debido a la mayor demanda y a que la producción de corderos baja en junio.

    No obstante, han sido precios que han permitido mantener la competitividad respecto al resto de Europa, según han detallado desde la cooperativa.

    El precio en la lonja de Extremadura durante este tiempo se ha situado entre los 57,5 y los 74 euros para corderos de 23 kilos.