La suspensión de las ayudas de la CE tira a la baja los precios de frutas y productos hortícolas

0
6

     Asimismo, esta situación también está repercutiendo en aquellos agricultores que deben decidir si inician o no sus campañas, como es el caso, por ejemplo, del tomate. Y es que si inician la campaña no podrán acogerse a las ayudas por renunciar a la misma, que ronda los 8.000 euros la hectárea, inicialmente, a la vez que ven cómo esta cantidad, de confirmarse, no resulta lo suficientemente rentable como para renunciar, pero de forma paralela ven que el tiempo pasa y que deben decidir cuanto antes si apuestan por iniciar la campaña y arriesgarse con los precios o conformarse con lo que pueda llegar de Europa.

    Por eso, todos los sectores afectados esperan que la CE agilice cuanto ante este reglamento, que podría ser entre el martes y el miércoles día 24, para saber no sólo a qué atenerse, sino lograr frenar el descenso de los precios a los que se están viendo obligados a vender actualmente sus productos.

Se vende ahora hasta a un 35% menos que cuando se sabían las ayudas

     Aunque se asume que una vez aprobado estas nuevas normas se aplicará a retroactividad al periodo en el que han estado suspendidas las ayudas, esto obviamente no afectará a lo que ya se ha vendido libremente en estos días, lo que implica que los agricultores hayan tenido que seguir vendiendo sus productos en las subatas, consiguiendo unos precios de hasta un 25% menos que el marcado inicialmente por el primer reglamento. Y es que la propia suspensión y los constantes cambios que se están dando en el seno de la CE no anima demasiado a esperar para vender y los agricultores prefieren desprenderse de sus producciones  ahora a precios bajos, “porque el mercado es que manda ahora”, como se reconoce, que esperar a unas ayudas que consideran que, además, no serán tan rentables como debieran

    Así, según UPA, además de la caída semanal de entre cinco y siete céntimos desde la ejecución efectiva del veto, "los precios que marca Agricultura no tienen ningún vigor",  ya que por ejemplo, en el caso de la ciruela se establece 0,32 céntimos y la realidad es que como mucho nos lo pagan a 0,20 céntimos". Según otras organizaciones agrarias, estos casos se están dando también algunas hortalizas, como el pepino, que se está pagando a 15 céntimos cuando se preveía una ayuda de 20.