La UCCL demanda que la PAC se ajuste lo más posible a la realidad productiva agraria

0
33

   Desde esta Organización, se resakta que debe resultar "imprescindible· que en el texto que se apruebe, al menos, se contemple, entre otros, algunos aspectos como definir claramente los que serán perceptores de las ayudas directas de la PAC que, según nuestra opinión, no pueden ser otros que los agricultores y/o ganaderos que realicen la actividad agrícola y/o ganadera como principal.

    Evitar por todos los medios que se aplique el grado de conversión interna que plantea la CE, debido a la diversidad productiva agraria existente, tanto a nivel estatal como regional, para ello se apuesta por que se otorgue a los Estados un grado de flexibilidad suficiente, para que puedan aplicar dicha convergencia sobre la realidad productiva territorial, en definitiva evitar por todos los medios la aplicación de la “tarifa plana”.

   Tomando como referencia la superficie que ha venido percibiendo el pago único, y de cara a aplicar el nuevo régimen de pago básico, desde esta Organización, se aboga por que la superficie admisible, a efectos del nuevo régimen de la PAC, se limite a la superficie de cultivo y la forrajera con carga ganadera.

    Determinar el período de referencia a tener en cuenta en la nueva PAC 2014-2020, estableciendo para ello uno o varios años anteriores al 2014.

Una partida en concepto de pagos acoplados

    Destinar una partida económica suficiente en concepto de pagos acoplados, es decir, vinculados a la existencia de producción, al objeto de corregir deficiencias existentes en la propuesta de la Reforma de la PAC, en especial, en lo que al colectivo ganadero se refiere, cuando carece de superficie.

   En cuanto al componente verde o “greening”, la UCCL apuesta para su cumplimiento, por medidas sencillas y adaptadas a la diversidad productiva, sin que ello suponga una mayor carga administrativa y económica para el colectivo agrario.

   Se apuesta por el mantenimiento del sistema de cuotas de producción en los sectores del azúcar y lácteo, así como los derechos de plantación de viñedo. así como establecer mecanismos para equilibrar la cadena alimentaria, pues, en la actualidad, la posición de dominio que ejerce la industria y la distribución sobre el sector primario, no puede prolongarse por más tiempo.

    La necesidad de establecimiento de mecanismos claros y rápidos, para que se pueda intervenir en situaciones de crisis, pues con la desregulación y la liberalización no se consigue la estabilidad que el sector demanda o que se contemple dentro del Reglamento de desarrollo rural, el cese anticipado de la actividad agraria, al objeto de propiciar la incorporación de agricultores jóvenes al sector agrario. Manifestar nuestra oposición a que se amplíe el período de la regla “n+2” a “n+3”, "pues es claramente perjudicial para el colectivo agrario, al poner en manos de las Administraciones un instrumento que posibilita el retraso, aún más, del pago de las ayudas concedidas, por diversos conceptos, a los agricultores y ganaderos".