La UE defiende la supresión de "referencias históricas de pago" en Andalucía

0
12

EFE.- En la inauguración del Seminario Internacional Innovagro, organizado por el Campus de Excelencia Internacional Agroalimentario ceiA3 y la Red Innovagro en Córdoba, Ciolos ha asegurado que, a pesar de haber suprimido estos criterios, la PAC beneficia a Andalucía, porque “garantiza un mejor reparto” entre diferentes tipos de agricultura.

Declaraciones realizadas ante la consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Elena Víboras, que poco antes había afirmado que la PAC “no beneficia a regiones como Andalucía”, y había criticado aspectos como el cambio en el régimen de ayudas directas o el escaso avance en la gestión de los mercados.

En este sentido, el comisario europeo ha reconocido que, si bien las referencias históricas de pago eran importantes para Andalucía, este modelo, “que daba derecho de pago a agricultores basado en la producción de hace 15 años”, no se podía mantener.

Ante esta tesitura, ha continuado, se ha apostado por un modelo nacional que dé “margen de maniobra” a los estados, y se ha “aligerado” la propuesta inicial del equilibrio de pagos para no afectar las explotaciones agrarias del sur de España y Andalucía que estaban en “riesgo”.

Ciolos ha recordado que la PAC pivota sobre tres aspectos primordiales, garantizar la seguridad alimentaria especialmente en términos sanitarios, contribuir a la buena gestión de los recursos naturales, y garantizar un desarrollo equilibrado del espacio rural en la UE.

“Por primera vez, hemos tenido en cuenta la dimensión de diversidad de las agriculturas, sin funcionar sobre un único modelo, sino teniendo en cuenta la realidad de que la UE tiene una agricultura diversa y hay que permitir que los estados gestionen y pongan en valor su especificidad potencial”, ha manifestado el comisario europeo.

Asimismo, ha destacado que se ha triplicado el presupuesto -de 60 a 200 millones de euros- destinado a la promoción agroalimentaria en los mercados internacionales, algo de que “Andalucía se va a beneficiar”, especialmente para productos específicos como frutas, hortalizas y aceite de oliva, en los que España es líder en exportaciones.

En este sentido, Elena Víboras, ha apuntado que el sector agrolimentario tiene ahora “más que nunca” un papel estratégico por su importancia económica y social.

Ha recordado que la agricultura aporta el 8 % del producto interior bruto (PIB) y el 10 % del empleo (aproximadamente 268.000 puestos de trabajo) en la comunidad autónoma.

“Es un sector que demuestra fortaleza en la crisis, gracias a su gran capacidad exportadora”, ha opinado la consejera, quien no obstante, ha apostado por seguir invirtiendo en investigación y desarrollo, una “forma de pensar” que, a su juicio, “hay que incorporar en el ADN” del sector.

Para ello, ha especificado que Andalucía cuenta con 98 centros de investigación dedicados a la agricultura y la ganadería, y colabora en proyectos como este seminario, que tiende puentes entre ambos lados del Atlántico.

Una idea que compartía el director del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), Víctor Villalobos, que ha señalado que hoy en día “es necesario sembrar innovación para cosechar prosperidad”.

Villalobos ha concluido que la agricultura requiere una gran inversión en innovación con el objetivo de crear “un nuevo paradigma productivo”.