La UE se pone en guardia contra una bacteria dañina para los olivos

0
6

EFE.- La Xylella fastidiosa ataca principalmente olivos, que muestran hojas abrasadas, ramas desecadas y síntomas de rápido deterioro, conduciendo en los casos más graves a su muerte, según fuentes de la Comisión Europea. La cepa de la bacteria fue encontrada recientemente por primera vez en territorio comunitario, en concreto en la provincia italiana de Lecce (en la región de Apulia).

“El cultivo de olivos es extendido en la región del Mediterráneo y es vital para la economía rural y la tradición local y el medio ambiente”, sostiene el Ejecutivo comunitario, que recuerda que Italia es el segundo productor comunitario, por detrás de España.

El 80 % de este área está localizada en el sur de Italia, donde Apulia representa la región más importante con 370.000 hectáreas cultivadas con olivos.

Transmisión por insectos
De acuerdo con la CE los insectos son responsables de la extensión de la bacteria, mientras que el transporte de plantas infectadas ayuda a propagarla en distancias largas.

Las medidas adoptadas por la UE para hacer frente a la bacteria se centran en las condiciones para la importación y el transporte de plantas específicas que albergan o probablemente albergarán la Xylella fastidiosa.

También permiten identificar con prontitud la bacteria de los olivos en las áreas afectadas y erradicarla.

Las iniciativas obligan a la notificación de cualquier brote, a la elaboración de encuestas anuales oficiales, a la demarcación de áreas afectadas, a la recogida de pruebas, al análisis y la vigilancia y a la eliminación y destrucción de plantas afectadas.

Sustituyen a las medidas provisionales adoptadas en febrero pasado, explica la CE.