La Unió cifra en 460 millones las pérdidas de los citricultores en 2010-2011

0
6

EFE.- El balance se ha realizado con la campaña prácticamente finalizada en base a los precios oficiales y, con el estudio de los diferentes parámetros, se ha observado que los precios han descendido de media más de un 10 %.

Según el estudio de La Unió, durante la campaña 2009-2010 los citricultores percibieron 1.369 millones en ingresos, mientras que en la 2010-2011 han recibido 910 millones, es decir, un 33,5 % menos.

Por variedades, las pérdidas de ingresos en naranjas se elevan a de 390 millones de euros, a 66 millones de euros, en las clementinas y a 3 millones, en el grupo "satsumas".

Por provincias, la de Valencia encabeza la bajada de ingresos con una reducción de 328 millones de euros, seguida por Alicante con un descenso de 84 millones y por Castellón con 47 millones.

Según han asegurado fuentes de La Unió, las expectativas iniciales para esta campaña eran "positivas" pues se disponía de un aforo de cosecha asumible y se contaba con un instrumento para dar transparencia al sector, el contrato de compraventa.

"Todo se ha ido al traste y el contrato ni se ha utilizado ni se ha hecho casi nada por fomentarlo", han asegurado desde el colectivo.

La Unió ha recordado que ha insistido en reiteradas ocasiones para que la Conselleria de Agricultura tomara medidas contra aquellos operadores comerciales que no utilicen el contrato y que no ofrezca ayudas a las empresas que no lo cumplan.

Además, ha apuntado a algunos operadores comerciales como "responsables" del hundimiento de la campaña desde el mismo momento en que sacaron a los mercados fruta dañada por las heladas, sin que hubiera tampoco suficientes controles oficiales.

"Luego pretendían pagar la fruta buena como si estuviera helada haciendo caer los precios", ha añadido.

La Unió ha señalado que en el final del ejercicio "sigue la tónica de la segunda parte de la campaña donde se produjo una involución negativa, principalmente debido a las heladas y a la mala gestión realizada por los diferentes operadores comerciales con la pasividad de las Administraciones Públicas".