LA UNIÓ de Llauradors confía en un aumento de los precios del caqui conforme avance la campaña de recolección

0
7

LA UNIÓ de Llauradors confía que los bajos precios que se ofrecen en estos momentos a los productores en el inicio de la campaña del caqui remonten con el avance de la misma pues las perspectivas son de buena producción y gran calidad.

LA UNIÓ señala que se espera un ligero aumento de la cosecha de alrededor del 5% sobre la campaña anterior como consecuencia de la entrada en producción de las nuevas plantaciones de los últimos años, ante los mejores resultados económicos frente a otros cultivos como los cítricos.

La calidad del fruto se prevé excelente si no se estropea por una climatología adversa durante las próximas semanas. El problema para los productores es el incremento de los costes de producción para prevenir los ataques del hongo y de la mosca, por lo que si los precios no suben la rentabilidad del cultivo quedará en entredicho. Los primeros tratos que se dan entre comercios privados y productores -la mayor parte de la producción está comercializada por las cooperativas- oscilan de media la cantidad de 0,40 euros/kg, aunque LA UNIÓ espera que en el transcurso de la campaña se eleve bastante cifra.

Los productores, al objeto de evitar una merma de producción y calidad, han realizado y asumido los costes de los tratamientos preventivos contra el hongo Mycosphaerella Hawai que apareció hace unos cuatro años. Deben hacer hasta cinco tratamientos con fungicidas para garantizarse la producción.

Pero no es el único aumento de los costes para los agricultores en materia sanitaria. La reducción de los presupuestos de Conselleria de Agricultura en la lucha contra las plagas ha provocado que los productores deban hacer frente a los tratamientos preventivos contra la mosca del Mediterráneo.

Los productores reclaman así mismo un abaratamiento del coste del seguro del caqui, uno de los más caros en todos los cultivos; así como el pago de las ayudas pendientes al sector por parte de la Generalitat. Concretamente todavía se adeuda el millón de euros por los daños causados a los afectados por el hongo en el último trimestre de 2009 y las heladas del pasado año. Solicitan también los agricultores que la Administración autonómica se encargue de los tratamientos fitosanitarios preventivos o al menos subvencione la aplicación de los mismos.