LA UNIÓ de Llauradors señala que la falta de lluvias provoca unas pérdidas de casi 9 millones de euros en olivar y frutos secos

0
4

LA UNIÓ de Llauradors señala que la falta de lluvias en el campo valenciano provoca ya una importante merma de cosecha y graves pérdidas en los cultivos de secano, así como consecuencias evidentes en otros de regadío como es el caso de los cítricos y hortalizas.
La ausencia de lluvias es ya tan acuciante que en el caso de cultivos característicos de las zonas de interior, como los frutos secos o el olivo, hay un descenso de cosecha grande y las pérdidas serán cuantiosas para los productores.
Según un estudio elaborado por LA UNIÓ de Llauradors, en función de las producciones previstas para cada zona, la disminución de cosecha en la almendra será del 45% en relación a la anterior campaña y un 41% incluso respecto a las previsiones iniciales efectuadas el pasado mes de mayo. Este último dato resulta revelador de la importancia climatológica en el cultivo ante déficit de lluvias.
En el olivo la merma de cosecha será de casi el 5% sobre la media de las últimas campañas y un 35% sobre la pasada que no es significativa porque una de las más altas de los últimos tiempos.
Sólo para los cultivos de secano como el olivo y los frutos secos las pérdidas se aproximan a la cantidad de 9 millones de euros. Las pérdidas para los productores de frutos secos ascienden a 6,8 millones de euros, mientras que para los productores de aceite serán de 1,88 millones de euros.
Pero tampoco escapan a los efectos de esta situación los cultivos de regadío como los cítricos donde las lluvias son muy importantes para aumentar el calibre del fruto. Otra circunstancia es que en los cítricos o en las hortalizas se han incrementado los costos de producción porque los agricultores han debido aumentar los riegos. La falta de lluvias y las temperaturas elevadas también posibilita que las plagas se extiendan y que el control de las mismas resulte más complicado.
LA UNIÓ de Llauradors solicitará ayudas a la Conselleria de Agricultura para paliar los daños que a los productores les ocasiona esta falta de lluvias en el caso de que los precios no sean adecuados. LA UNIÓ confía en que estas mermas de cosecha sirvan para aumentar el precio para los agricultores, aunque “el axioma de baja cosecha y mejores precios no se suele cumplir en la mayoría de ocasiones”.