La Unió denuncia que el valor catastral de los campos aumentó hasta un 500 %

0
11

EFE.- A través de un comunicado, ha señalado que en muchos ayuntamientos de la Comunitat Valenciana se ha incrementado hasta en un 500 por ciento el valor catastral debido a la revisión o actualización del catastro y como consecuencia el impuesto de bienes inmuebles se ha llegado a multiplicar hasta por cinco.

Estos aumentos "tan brutales están muy alejados de la realidad del valor del suelo en la actualidad, con una crisis generalizada en todos los sectores y aún más si cabe en todo lo relacionado con los aspectos urbanísticos y con la rentabilidad de la actividad agraria", han denunciado.

Desde la Unió han indicado que uno de los lugares donde se ha dado esta situación es en la Pobla de Vallbona, donde han aumentado los valores catastrales entre un 200 y un 500 por ciento sobre la última revisión, como consecuencia de la aprobación de varios PAI’s que finalmente no llegaron a ejecutarse.

La revisión catastral al alza supone que los propietarios deban pagar más en sus impuestos, lo que contrasta con un precio del suelo, que desde hace unos años, está "muy por debajo de las valoraciones efectuadas por la gerencia regional de catastro" y con unas compras que son "prácticamente nulas".

En este sentido, se ha puesto en duda las referencias de precios que se han usado para hacer estas valoraciones y aumentar el precio del valor catastral de esta manera.

En el caso de propiedades agrícolas, y considerando que la mayoría son de cítricos, el valor del suelo debería ser inferior al de hace diez años porque la renta de los productores ha bajado al descender el precio que reciben por la venta de sus producciones.

La Unió ha instado a los ayuntamientos a rechazar esta subida desproporcionada del valor catastral así como la actual valoración recibida por la gerencia regional de catastro, para emitir un impuesto de bienes inmuebles en función de la valoración del pasado año.

La organización agraria también ha solicitado que se inicie un cambio en la actual legislación sobre las revisiones catastrales para evitar que ocurran este tipo de cosas.