LA UNIÓ pide que se agilicen la peritación por el pedrisco y que se ajuste a la realidad

0
1

   En la segunda comarca han estado en Novelda, Aspe y La Romana inspeccionando fincas cultivadas de uva de mesa. En el Vinalopó los daños son más de cantidad que de calidad. Una mejora en el seguro de este año es que con el 75% de daños ya se considera el 100%, cuando anteriormente era el 86%. Próximamente se visitará también la zona afectada de la Vega Baja donde el pedrisco, que por tercera vez ha caído en lo que llevamos de año, ha dañado fundamentalmente a los cítricos y las hortalizas.

    En ninguna de las dos zonas se han iniciado aún las peritaciones aunque es inminente su inicio. En el Vinalopó ya ha habido problemas con las peritaciones del viento puesto que el mínimo indemnizable ha subido este año al 20% y la media de los daños no ha superado el 15%, restándole además a los agricultores esa producción a tener en cuenta para daños en el pedrisco.

   LA UNIÓ valoró las pérdidas por el granizo en la provincia de Alicante en unos 10 millones de euros. Los productores del Vinalopó aún tienen pendiente de cobro además las ayudas de la Generalitat por el pedrisco de 2010 que ascendían a la cantidad de 1,5 millones de euros. Por su parte también hay pérdidas importantes por las constantes lluvias y la falta de cuajado en el cultivo de la cereza de las comarcas productoras, con especial incidencia en la Montaña de Alicante.

Solicitan ayudas excepcionales directas

    Asimismo, LA UNIÓ ha solicitado ya ayudas directas excepcionales y cofinanciadas entre las dos Administraciones (Gobierno central y autonómico) para compensar todos estos siniestros de abril y mayo, así como exenciones fiscales y reducción cuotas de Seguridad Social e IBI. También ha pedido el reparto gratuito y en cantidad suficiente de fungicidas y productos cicatrizantes a los agricultores con explotaciones afectadas por daño en la madera.

    Todos estos daños coinciden con el descenso de las subvenciones a los seguros agrarios que han encarecido su coste y por tanto reducido su contratación. En este sentido ENESA (Entidad Estatal de Seguros Agrarios, dependiente del Ministerio de Agricultura), ha confirmado a LA UNIÓ las cifras de descenso en la contratación de la cereza (27%) y la uva de mesa (20%) en la Comunitat Valenciana, más acentuada además que en el resto del Estado donde ha caído un 22% y un 16%, respectivamente. Ayer mismo representantes de LA UNIÓ de Alicante le trasladaron al ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, la necesidad de mantener la política de apoyo a la contratación de seguros agrarios.