La unión de uniones considera el año moderadamente positivo, aunque desigual

0
3

   Asimismo, hace especial hincpaié en una cuestión que tanto ha dado que hablar: la subia de los costes. A este respecto, señala que los "costes y consumos intermedios necesarios para la producción en su mayor parte, han subido, así ocurrió por ejemplo en los seguros  agrarios, los fitosanitarios ( +3%)  y especialmente  el coste de la eléctrica en aspectos como la cuota potencia de (kilovatios disponibles -usados o no-) para riego".

    En el caso de los fertilizantes destaca la organziación que "supusieron una factura más alta para el sector, porque aunque se contuvieron algo en sus precios (-2%) aumento su consumo en un 7% respecto del año 2012 por o que su factura subió por encima del 5% respecto al ejercicio precedente. Importantes subidas se produjeron también en las tarifas de riego. Los gastos financieros mantuvieron sus precios para las explotaciones pero ya se mantienen bastante altos mientras que se han comportado mejor los costes de mano de obra, entre otros".

Mejora en porcino y el bovino, pero preocupa el precio del ovino caprino

   En los sectores ganaderos, la nión de uniones señala que fueron mejor el porcino 10% y en segundo término el bovino en casi un 4% que mantuvieron subidas de precios, mientras que el sector de ovino caprino "continuó su preocupante caída en los precios -5% y en las producciones y en la cabaña ganadera, también bajaron considerablemente los precios de los huevos,  aunque  el coste de los piensos siguió siendo alto manteniéndose precios similares al año anterior aún a pesar de haber descendido en más de un 20% el precio de los cereales (fundamental materia prima que los compone) lo que parece haberse debido a maniobras especulativas y no a razones de mercado relacionadas con la oferta y la demanda".

    De igual forma considera que "las rentas agrarias podrían haberse recuperado algo en el ejercicio, aunque los datos existentes son aún provisionales y los que están disponibles por el momento sitúan al sector agrario español en rentas (en dinero constante) en niveles similares al año 97 lo que demuestra que el campo en su conjunto mantiene unos niveles aún bastante precarios en relación con el conjunto de los demás ciudadanos".

Leyes agrarias y ela futura aplicación de la PAC

    Por su parte el año ha sido activo legislativamente y la organización aspira a que las leyes de mejora de la cadena alimentaria y de agrupación de cooperativas que tiene importantes elementos positivos si se aplican, "acaben siendo algo más que unas páginas en el boletín oficial del estado y sirvan para mejorar la estructura productiva y de rentas de nuestro sector para lo que será necesario desarrollarlas reglamentarlas y disponer de recursos para su aplicación y seguimiento".

   Por último la organización valora positivamente, que este año se haya producido el cierre de las negociaciones de la política agraria común PAC en Bruselas y el balance global de las mismas,  pero mantiene "una alta preocupación por la aplicación de la misma en el conjunto del estado,  donde no se atisban medidas que equiparen las compensaciones entre agricultores ganaderos y sectores, sino más bien todo lo contrario, por lo que de no producirse cambios en los modelos de aplicación conocidos hasta ahora, podrían consolidarse o incluso pronunciarse los agravios entre agricultores, a la vez que se mantendrían también injustificados privilegios".

   En este sentido la organización hace un llamamiento al ministerio de agricultura y a los consejeros de las comunidades autónomas "para que prioricen a favor de la agricultura activa, generadora de empleo y riqueza por encima de la compartimentación de los cultivos, comarcas, especies ganaderas y territorios, demandando una Política Agraria cuyos destinatarios sean  los agricultores y ganaderos y sus rentas  y no el montante que se sumará a las arcas de cada una de las comunidades autónomas".