La Unión de Uniones pide medidas reales para frenar la caída de la renta agraria en 2014

0
11

      En otro orden de cosas, pero estrechamente ligado con la renta agraria  la Organización recuerda que el escandaloso margen de precios, que se sigue manteniendo, entre productores y consumidores, hace difícil que mejoren las rentas si las administraciones y los políticos,  no hacen otra cosa que declaraciones de buenas intenciones y no toman todas las medidas a su alcance, que son muchas.

      Como recuerda la organización agraria, hace unos días se ha dado a conocer un adelanto de los datos referentes a la renta agraria en 2014 y "como nos esperábamos no son nada buenos". La renta agraria el año pasado se redujo un 7,1% en términos corrientes respecto a 2013, situándose en 22.110,7 millones de euros,  es decir, a niveles del año 2000.

     Según se destaca en una nota, una de las causas de este notable descensose encuentra en la caída de los precios en origen, "tan grande en algunos casos, que los agricultores no llegan ni a cubrir los costes de producción, lo que está llevando al cierre de algunas explotaciones". El veto ruso ha sido otro de los grandes escollos a los que ha tenido que hacer frente la agricultura española este año. En este caso, frutas y hortalizas, ha sido los cultivos peor parados.

     Asimismo, se insiste en que la pérdida de renta más destacable se ha producido por las importantes bajadas en los precios del vino y mosto (20,0%), el aceite (16,0%), las frutas (9,8%), la patata (45,4%), las plantas industriales (8,8%), las plantas forrajeras (6,7%), las hortalizas (6,2%) o los cereales (2,5%). La ganadería también ha sufrido la caída de precios, tanto en el sector porcino (4,6%), el avícola (3,5%) o el bovino (1,3%).

     Por último, para la Unión de Uniones, llama la atención la subida de los costes energéticos entre los costes intermedios que lejos de acompasarse al costo del barril del petróleo tiene un comportamiento alejado de la evolución del mismo como ha venido denunciando la unión.