La vendimia nocturna, una vía para reducir costes que se extiende tímidamente

0
12

EFE.- La vendimia nocturna o a máquina es una fórmula que algunas bodegas adscritas a las diferentes denominaciones de origen de Castilla y León están introduciendo tímidamente por cuestiones climáticas y porque, sobre todo, permite reducir costes en mano de obra y refrigeración de la uva.

En Castilla y León hay nueve denominaciones de origen que producen vino y, de todas ellas, la única en la que no se ha introducido está opción de vendimia es la del Bierzo, pues las suaves temperaturas de la zona no propician que haya que refrigerar la uva tras su recogida o que ésta se realice por la noche.

En el polo opuesto se encuentra la denominación de origen Rueda, la cual tiene extendida este sistema de recolección de la uva hasta un noventa por ciento de los viñedos, según fuentes de la denominación consultadas por Efe.

Y es que, la vendimia nocturna o a máquina sólo se puede efectuar con las viñas que son de tipo espaldera, la cual cada vez se planta "más" en la denominación de origen Rueda.

No obstante, el principal motivo por el que en Rueda se realiza la vendimia nocturna es por el clima cálido de la zona, dado que, para preservar mejor los aromas de la uva blanca, ésta ha de entrar más fría en la bodega (unos 12 grados), a lo que contribuye el descenso de las temperaturas de por la noche.

También se produce un ahorro energético, que algunas bodegas de la denominación de origen Toro han valorado a la hora de implementar este tipo de recogida de la uva.

De 51 bodegas de Toro, 17 están vendimiando a máquina y por la noche, cinco más que el año pasado, algo que, según ha explicado a Efe Carlos Gallego, el veedor de la denominación atiende a un afán por abaratar costes en cuanto a refrigeración y mano de obra.

Algo parecido ocurre en la denominación de origen Cigales, en la que del año pasado a este se han reconvertido unas sesenta hectáreas de viñas de vaso a espaldera con el objetivo de poder vendimiar a máquina. Un cinco por ciento más: 14 bodegas de las 33 que componen la denominación.

"Se está incrementando levemente por la temperatura en la que entra la uva en la bodega y por abaratar costes. Al entrar más fría la uva, se gasta menos dinero en refrigeración. También es más rápida al hacerse a máquina y no hace falta tanta mano de obra", ha apuntado a Efe la directora técnica de la Denominación de origen Cigales, Águeda del Val.

Una fórmula que apenas está extendida en la denominación de origen Ribera del Duero, donde prima la selección de la uva que la máquina vendimiadora no puede efectuar. Así, de 170 bodegas, son 25 las que emplean esta técnica.

Unas hectáreas de viñedos de unas bodegas a las que, según ha explicado el director técnico de la denominación de origen Ribera del Duero, Agustín Alonso, se las ha permitido realizar la vendimia nocturna tras ser inspeccionadas, pues la calidad de los viñedos y sus uvas deben poseer una serie de condiciones y cualidades similares a las que pasan las mesas de selección.

"Las máquinas no tienen ojos y hay que darle el permiso a las bodegas. Aquí realizamos un proceso de selección muy exhaustivo de la uva", ha comentado.

En la denominación de origen Arribes, únicamente hay una bodega que realiza la vendimia nocturna por segundo año consecutivo.

Así lo ha detallado a Efe su director técnico, Carlos Capilla, que ha indicado que con la vendimia a maquina ésta es más "rápida y fácil" lo que redunda en la "eficiencia, los costes y el trabajo".

"Una máquina puede recoger 60.000 kilogramos de uva en una noche, mientras que un muy buen vendimiador entre 700 u 800 al día. Pero, obviamente, la selección de la uva no es la misma. Como todo en esta vida, tiene ventajas e inconvenientes", ha explicado.