La venta directa provoca que "tengo más puertas abiertas a exportar que producción"

0
2

       "Me di cuenta de que me interesaba más esta venta que hacer la venta en campo", según indica a EFE Navarro, que mantiene relaciones comerciales, sobre todo, con países europeos y ha tenido con ellos "menos problemas de cobros" que en España.

     Los márgenes obtenidos el primer año de exportación de las naranjas se situaron entre el 25 y el 30 por ciento, y espera aumentarlos en su segunda campaña gracias a la introducción de la marca en los envíos.

Un millón de kilos propios enviados a doce países


      Su producción, un millón de kilos cultivados en Godelleta, se ha enviado a doce países y esta campaña ha comenzado a trabajar con Canadá, pero este año ha decidido apostar por posicionar su marca (Frutas Navarro) y descartar los clientes que prefieren caja genérica.

      En la anterior campaña envió sus naranjas a dos clientes de Londres, uno de ellos el distribuidor oficial del Palacio de Buckingham.

     Bajo su marca Frutas Navarro pretende ganarse la confianza de sus clientes y fidelizarlos, y aspira a poder cubrir los "huecos" entre variedades con la compra de algún campo, aunque no quiere ser "uno de los grandes".

     El mayor "sacrificio" personal que le ha supuesto dedicarse a la exportación ha ido acompañado de una inversión de 100.000 euros en maquinaria para confeccionar los pedidos a demanda de los clientes.

      Ha adquirido maquinaria para calibres pequeños, una enmalladora para sacos de dos kilos, una calibradora, una cepilladora y una cámara frigorífica, así como los clichés para el logotipo en diferentes tamaños.

Un ejemplo de negocio de un empendedor de 37 años


     Claudio Navarro, de 37 años, opina que ganar imagen con una marca permite conseguir mejores precios a largo plazo siempre que se trate de un producto de calidad.

      El inicio de sus exportaciones se produjo con la entrada en el portal de internet naranjasyfrutas.com, creada por Juan José Bas, que ofrece a los agricultores la posibilidad de entrar en contacto directo con comercios que operan en los grandes mercados mayoristas de Europa.

     Esta plataforma permite al agricultor eludir la participación de intermediarios y corredores en la negociación de la venta de su cosecha al hacerlo directamente con el comercio mayorista.

     El caso de Claudio Navarro es solo uno del centenar de agricultores que ha apostado por esta fórmula, que comienzan con el envío de una muestra de mil kilos y puede acabar con "camiones completos" (22.000 kilos), según ha explicado a EFE el promotor de la plataforma.

La naranja es el mejor producto, seguido por el caqui


       El rey de este tipo de ventas es la naranja en un 90 %, aunque también se exportan caquis (alrededor de un 8 %) y en pequeñas cantidades cerezas y otras frutas.

     Los comercios mayoristas de fuera de España destacan tres características principales de la fruta que compran mediante este mecanismo: la frescura del producto (cuando hacen un pedido al agricultor, va al campo y recoge la fruta, nunca verde); que no se mantiene largos periodos en cámara frigorífica; y la calidad permanente en todos los envíos porque la procedencia siempre es la misma.

      Entre los países que compran naranjas a través de la plataforma destacan Francia, Alemania, Holanda, Suecia, Suiza e Italia, pero también existen relaciones comerciales con Estados Unidos, Canadá, Emiratos Árabes y Argelia.