El vicepresidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda, ha anunciado un nuevo plan a favor del emprendimiento rural dotado con 30 millones de euros, un 20% más que el año anterior, que debería beneficiar a unas 13.000 personas.

El ‘número dos’ del Ejecutivo ha presidido este jueves 16 la reunión semanal del Gobierno gallego, en sustitución del máximo mandatario autonómico, Alberto Núñez Feijóo, que ayer fue padre de su primer hijo.

En una conferencia de prensa posterior a la reunión semanal del Consello, Rueda ha explicado que esta nueva edición posibilitará nuevos proyectos económicos en los 241 ayuntamientos que en la Comunidad gallega están declarados como poco poblados.

En total el plan aspira a formar a 350 desempleados en industrias forestales, establecer más de 600 nuevos emprendedores y facilitar formación a 140 ayuntamientos potencialmente beneficiarios.

La estrategia de la Xunta pivotará sobre el emprendimiento rural, para promover la diversificación de nuevas actividades económicas, pero también para la formación de personas ya asentadas en dichos territorios, según Rueda.

De las medidas orientadas al emprendimiento y la diversificación, el instituto autonómico Igape renovará su plan en el ámbito rural con un presupuesto de 2,5 millones de euros, con ayudas de 20.000 a 70.000 euros para facilitar a los agricultores diversificar su actividad hacia otros sectores económicas no agrarios con perspectivas de viabilidad, señaló.

El plan prevé también constituir seis laboratorios cooperativos en zonas rurales, en colaboración de la red de técnicos de Galicia, para identificar oportunidades de negocio, fomentar la creación de cooperativas e incentivar su puesta en marcha.

Incluye una estrategia incluye otras cinco medidas, con un plan de formación en industrias forestales

Entre las acciones previstas, figuran la mejora de incentivos a la contratación para las empresas del ámbito rural e impulsar los contratos vinculados a formación y aprendizaje en compañías.

El plan de la Xunta pretende potenciar, además, los centros que fomenten una economía compartida en el ámbito rural con una dotación para ello cercana a cuatro millones de euros.

Para la mejora de la empleabilidad, la estrategia incluye otras cinco medidas, con un plan de formación en industrias forestales, dotado con 2,3 millones de euros, destinado a aumentar la oferta formativa en explotación forestal, carpintería y madera.

Además, aspira a consolidar el Centro Integrado de Formación del Pedroso, en Santiago de Compostela, para el desarrollo de proyectos en el ámbito forestal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here