La Xunta insiste en que no renuncia a que la ley recoja los costes de producción

0
5

    "Vistos estos datos -ha dicho- a nadie le puede caber la más mínima duda de que en Galicia el sector lácteo desempeña un papel estratégico, debido especialmente a su posición económica, pero también al importante ámbito social que es clave para nuestra tierra".

     La conselleira ha subrayado también la importancia de que el sector tenga una "capacidad de negociación", que se verá reforzada con el denominado "paquete lácteo".

    En su opinión, este conjunto de normas y medidas reforzará esa capacidad en el establecimiento de precios por parte "del eslabón más débil" de la cadena.

    Tras señalar las iniciativas desarrolladas para aumentar la base territorial y otros de los "problemas endémicos" -como ha definido a la financiación a pesar de ser el sector menos moroso- ha resaltado el acuerdo de diciembre de la Xunta con el sector y puso a Feiraco como ejemplo de vertebración y unidad frente a la atomización histórica de partida.

    En declaraciones posteriores a los informadores sobre la introducción en la ley de la cadena alimentaria de una referencia a los costes de producción, Rosa Quintana ha afirmado que lo que se pretende es que se establezca "cómo se podrían definir esos costes de producción".

    No obstante, ha agregado "de cualquier manera, la ley, tal y como está hoy, ya abre las puertas a que se pueda mantener esto de los costes de producción. Se deduce de la lectura del texto -insistió-, pero nosotros aún buscamos hacerlo un poco más visible y en esa línea estamos trabajando".

    Aunque ha considerado, sin embargo, que "lo más importante de una ley es la exposición de motivos, porque es donde se recoge la filosofía del legislador", ha dicho entender que "el sector necesita ver en su articulado una definición de aquello que se puede entender por costes de producción".

    Por su parte, el presidente de Feiraco, José Montes, ha subrayado en la inauguración de las jornadas la "trascendencia" de prepararse para los cambios que se avecinan con la desaparición de las cuotas y la nueva PAC, en la que los profesionales gallegos tienen que "integrarse plenamente".

    En su intervención, el máximo directivo de la sociedad recogió la visión de su presidente fundador, Jesús García Calvo, sobre las repercusiones en el sector de la negociación para la adhesión de España a la UE.

    Así, ha dicho que la crisis del sector es "permanente" y vive en ella desde aquella época en que se establecieron las cuotas lácteas, un proceso sobre el que el fundador de Feiraco "apuntaba con mucha crítica, a veces dura".

    Sobre la evolución de Feiraco, ha señalado que en 1991 agrupaba 2.169 explotaciones, con una media de producción anual por explotación de 34.000 kilos; que en 2000 pasaron a 1.450 y 82.000 kilos y, en 2010, a 511 explotaciones con 224.000 kilos.

    El directivo expresó su satisfacción por haber encontrado en las autoridades autonómicas y españolas "un compromiso" para que en la implantación de las directivas europeas se proteja la actividad ganadera.

    La jornada técnica organizada por Feiraco, cuyo presidente afirmado que debe servir para que los productores avancen en su propia concepción como empresarios, contó con la participación de más de 400 ganaderos, responsables de las administraciones gallega y española y especialistas universitarios.