Lanzan el primer tapón con huella de carbono cero elaborado con caña de azúcar

0
6

   En su estrategia de mayor sostenibilidad, también han impulsado la utilización de energías renovables como paneles solares y eólica en todas sus fábricas, ha recordado.

    Apuntó que el Select Bio está basado en los tapones "Select Series", diseñados por la compañía para cerrar las botellas del vino con una adecuada gestión del oxígeno, pero el nuevo producto supone un avance al tener la huella de carbono cero y ser cien por cien reciclables que se adaptarán a las necesidades de las bodegas ecológicas, biodinámicas y sostenibles.

    Ha recordado que en 2011 lanzaron los productos "select series" y en dos años lograron vender 100 millones de tapones en todo el mundo, mientras que las perspectivas para el nuevo "select bio" -que fabricarán en su planta de Bélgica- pasan por llegar a esa misma cifra en un plazo de tres o cinco años.

Un mercado creciente en España


    Según Aagard, la firma se ha fijado en España, donde hay un potencial de crecimiento de ventas para sus productos que, según ha remarcado, hacen una adecuada gestión del oxígeno y evitan los problemas vinculados al "sabor a corcho" que pueden dar los tapones elaborados con ese material, pero que lideran el mercado español.

    "Hay un muy buen mercado en España. Tenemos una cuota del 12 % y quisiéramos llegar al 20 %, por lo que nos queda mucho por hacer. Es un país muy conocido además por sus vinos orgánicos y tiene las mayores superficies del mundo y confío que nuestro select bio sea bien apreciado por las bodegas", ha recalcado.

    Nomacorc produce casi 2.400 millones de cierres cada año y representa el 13 por ciento del mercado, lo que le convierte en uno de los líderes de la fabricación mundial de tapones para vino, con una fuerte presencia entre bodegas de Francia, Alemania o EEUU.

    Nomacorc -cuyo accionista principal es un fondo de pensiones de EEUU- dispone de fábricas en Carolina del Norte, Argentina, Thimister (Bélgica) y Yantai (China).